Garabandal y sus montes

Garabandal y sus montes
Collado o Joza La Abellán, sobre La Lastra y Tudanca. / CARMEN PIÑÁN

Desde este enclave, que ofrece múltiples rutas, se divisan tierras asturianas y cántabras

BERNARDO CANGA / CARMEN PIÑÁN

La localidad cántabra de Garabandal, casi en el limite con tierras asturianas se hizo famosa hace medio siglo por las «apariciones de la Virgen María» (parecidas a las de Fátima), aunque antaño ya lo era y muy visitada. Por ella pasaba una antigua calzada romana y luego camino real denominado Vía de Castilla que unía la costa de Val de San Vicente y los montes palentinos y leoneses a través del puerto de Piedras Luengas y La Cruz de Cabezuela. Por los montes de Garabandal y de Carracéu, o Tanea, pasa una ancestral traída de aguas que va desde las fuentes de Lamasón hasta el embalse de La Lastra, en Tudanca, y por allí se pueden hacer interesantes caminatas o rutas ciclistas. En el collado de Abellán (o Joza La Abellán), se juntan tres caminos. Uno, el llamado 'Camino del Potro' (de unos 16 kilómetros), que discurre entre Garabandal y Callecedo, con ramal a Carracedo; otro entre la citada presa de La Lastra-Tudanca (CA-281) y el citado Collado de Abellán (de algo más de media docena de kilómetros, pero muy 'pindio') y un tercero que sube por una pista cercana a Garabandal (a un kilómetro de este pueblo) en la carretera de Cosio (CA-860) y llega al citado collado (o Joza) tras pasar por varios canales o ríos, como el de la Yunca y la citada traída de agua y que recorre 11 kilómetros por suave camino. Entre Garabandal y el collado Abellán hay unos 10 kilómetros, en parte también muy pendientes, que cruzan junto a majadas de pastoreo y una gran acebeda, ya al lado de la Joza. Este último camino tiene una variante, a un kilómetro de este pueblo, que nos lleva en poco tiempo al alto de Los Pinos, donde dicen se aparecía la Virgen María junto a un árbol. Allí se alzan una cruz y una capilla, ahora, todo ello al pie de la sierra o macizo de Peña Sagra.

Un buen paseo a pie, o en bicicleta, se puede iniciar por la pista citada en último lugar, un kilómetro antes de llegar a Garbandal, subiendo de Cosio (CA-281), a la derecha, por el pequeño ramal de carretera CA-860). La pista asciende suavemente, dejando a nuestra derecha los montes de Carracedo-Tanea (Taneo) y varios ríos o canales, con sus bellas cascadas en época de deshielo. Esta vía está trazada en parte por encima de la comentada calzada romana o Camino de Castilla.

Tras cerca de una docena de kilómetros estaremos, a unos mil metros de altitud, al pie de Peña Sagra, con los Picos de Europa al oeste, en el collado o Joza La Abellán, donde hay varios indicadores de las distintas rutas. Nosotros podemos regresar por el camino que traíamos o bajar por el que de frente (al noreste) nos lleva a Garambandal en algo menos de tiempo (10 kilómetros), pero con más pendiente al final. Enfrente, en la bajada, tendremos el monumento natural Monte Hayedo. Y Vendul, sobre el valle del río Nansa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos