Tesoros cerca de Pinzales

Peña Ferruz, donde estaban el castro y el castillo de Curiel. / FOTOS: CARMEN PIÑÁN
Peña Ferruz, donde estaban el castro y el castillo de Curiel. / FOTOS: CARMEN PIÑÁN

En el entorno de Gijón se pueden encontrar multitud de vestigios del pasado en un bello entorno natural

CARMEN PIÑÁN / BERNARDO CANGA

Curiosamente se visitan con frecuencia lugares apartados con «mucha historia», pero lo que se tiene cerca, al lado de casa, se desprecia. Similar al dicho: «Ningún profeta es bien querido en su tierra».

En los alrededores de Gijón se encontraron y estudiaron muchos vestigios del pasado, incluso de la Prehistoria, y no digamos de época romana. Por otro lado, hace una década, se señalizaron y marcaron muchos caminos y se llenaron las parroquias con buenos indicadores de cada lugar. Todo ello gracias a los vecinos, apoyados por el ayuntamiento. Pero, aunque esto último en la zona que vamos a referir ahora para hacer un tranquila excursión a pie o bicicleta está perfectamente señalizado, en lo referente a restos del pasado y sus indicadores, no mucho.

Los lugares en cuestión para el paseo son los comprendidos en torno a Cenero, entre Pinzales, Piñera, Peñaferruz (Peña Ferruz) y Fontaciera. Buena zona rural de Gijón. Y con cercanos vestigios del pasado, por ejemplo las ruinas de Veranes y de Beloño, el Torrexón de Trubia, la Abadía de Cenero o el 'Puente Los Gallegos', que, aunque moderno, situado sobre la autopista A-8, sufrió recientemente un desaguisado en su estructura, se supone que por ignorancia, al ponerle encima una serie de arcos metálicos que no pegan ni con cola.

Pero en la ruta propuesta sí tenemos un antiguo castro y castillo, en la Peña Ferruz; y un viejo puente de piedra, remozado, de factura romana o medieval, «reformado», según algunos vecinos y estudiosos. Ese viejo puente se encuentra adosado a una vivienda y por él pasa un acceso rodado a una finca. Está sobre el arroyo Oscuro ('Arroyu Oscuru'), afluente del río Pinzales. Allí, junto al 'Puentín Pinzales', puede comenzarse la excursión.

Iniciamos el paseo junto al citado puente, en la antigua carretera de Gijón a Oviedo (ahora AS-266), en el kilómetro 17, donde sale una carreta a Sotiello (y Rebollada) o Caraveo; y otra, a la izquierda, a Aguda y Piñera, cerca del Bar la Curva, en Pinzales. La citada carretera de la derecha conduce también a la Ería.

Tras ver el 'puentín' de piedra, seguiremos, o bien por Aguda, o bien por Piñera, aunque lo mejor sería continuar un kilómetro por la AS-266 hasta una parada de autocar y coger la carretera a la izquierda (kilómetro 18). Desde aquí se va por 'carreterinas', pistas y 'caleyes', al 'Cantu el Barru' donde los componentes del otrora programa de educación ambiental 'Recreo en la Naturaleza' plantaron cientos de árboles. También se va por Carbainos, 'Camín de la Grijera', Piñera, Aguda, para pasar por el 'Camín Rocinón', desde donde se divisan los Picos de Europa, la Sierra del Aramo, Picún de Cenero, así como el 'Camín de los Meanas' (Mianes), para ir por Traslapeña hasta Peña Ferruz, donde se asentó el castillo de Curiel, o de Alba. Antiguamente había allí un castro y, parece ser, sus habitantes llevaban, como 'Vaqueiros', sus ganados a los puertos de La Mesa por la calzada del mismo nombre (Vía La Plata), que cruzaba por allí cerca.

Luego seguiremos el paseo hasta Fontaciera; y, nuevamente por Aguda, tras unas 4 o 5 horas de paseo, a Pinzales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos