El Comercio

Lugares de Europa para visitar en Semana Santa

Fachada del Ayuntamiento de Mánchester.
Fachada del Ayuntamiento de Mánchester.
  • Aprovecha los vuelos low cost y planifica bien tu viaje para disfrutar al máximo de las vacaciones que ofrece abril

La Semana Santa es un periodo perfecto para realizar una escapada, tanto por España como por Europa y dejar el estrés del día a día en un segundo plano. España se echa a las calles durante esos días, plagados de procesiones. Es la fecha más esperada por devotos y religiosos. Ciudades y pueblos se engalanan para pasear a sus santos mostrando tradiciones y folclore en todo su esplendor.

Sin embargo, hay quien prefiere visitar alguna ciudad europea y aprovecha las aerolíneas low cost.

Mánchester. Es una ciudad que guarda toda la esencia del norte de Inglaterra. Su arquitectura, cultura y tradiciones de antaño se mantienen a día de hoy. Es una ciudad fácil y rápida de visitar, su centro histórico es relativamente pequeño y se puede recorrer a pie. Otra de las ventajas que ofrece Mánchester es su gran comunicación aérea, ya que varias empresas low cost unen los aeropuertos más importantes de España con el de esta urbe inglesa.

Allí nació la revolución industrial y está el MOSI, un espectacular museo dedicado a ella. Cuenta con un precioso Ayuntamiento en cuya plaza, Albert Square, se celebran multitud de eventos y ferias. Se pasea por Deansgate y es fundamental ver la biblioteca John Rylands. Para los apasionados por el fútbol hay una excusa perfecta para viajar porque dos de los equipos más importantes del mundo, Manchester City y United, conviven enfrentados. Visitar sus estadios e intenta ver algún partido en directo entran en los planes.

Lisboa. La capital lusa es una de las ciudades más bonitas del país. Entre sus ventajas más importantes destaca su cercanía y conexiones por carretera, puedes desplazarte en coche o si prefieres hacerlo en avión, los precios son bastante económicos. Visitar Lisboa permite conocer la cultura portuguesa en una urbe que ofrece muchas posibilidades al visitante y no deja indiferente a nadie.

Visitas habituales son el centro histórico, la Torre de Belém y a la Plaza del Comercio, junto al río Tajo. En el barrio de la Alfama se levanta el Castillo de San Jorge. Desde allí se puede disfrutar de unas vistas espectaculares y un precioso atardecer. Es posible subir en tranvía, pasando por la puerta de la Catedral de Lisboa. Sus famosos tranvías amarillos son imagen típica de la ciudad. Recorre el barrio Chiado de tradición cultural, bohemia e intelectual. Junto a él aparece el barrio Alto. En ambos se pueden encontrar rincones y tascas donde escuchar fado, el canto típico portugués.

Florencia. Es sin duda una de las ciudades más bonitas de Italia. Se puede llegar con vuelos directos o viajar hasta Roma y desde allí desplazarse en tren. Italia, por lo general, ofrece belleza, arte y una exquisita gastronomía. Todo ello se ve reflejado en la preciosa y singular Florencia.

La Piazza del Duomo es uno de los rincones más representativos de la ciudad. Allí se puede ver la monumental Catedral de Santa María de Fiore, el Baptisterio de San Giovanni y el Campanile de Giotto. también atractivas son sus iglesias de Santa Croce y Santa María Novella y los paseos al singular Ponte Vecchio y a la Piazza della Signoria en busca de ambiente, tanto diurno como nocturno. Se completa en viaje con la visita de alguno de sus espectaculares museos. Florencia rebosa arte por los cuatro costados, su obra más representativa es el David de Miguel Ángel, que se puede ver en la Galería de la Academia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate