El Comercio

Las mejores playas de Francia

Bahía de La Baulé.

Bahía de La Baulé. / Archivo

  • El litoral francés recibe cada año miles de visitantes de todo el mundo con el objetivo de disfrutar unas vacaciones de sol y playa

Francia es el país del mundo que más turistas recibe cada año. Su capital, París, es una de las ciudades más visitadas del planeta y en verano sus costas son un gran reclamo para los viajeros que buscan turismo de sol y playa entre cuidadas infraestructuras. Cuenta con más de 4600 kilómetros de costa y junto con España es una de las regiones que mayor calidad de litoral ofrece.

Desde las playas del sur del país y la Costa Azul, hasta la espectacular costa Atlántica e incluso los paradisíacos arenales de la Polinesia Francesa, opciones para todos los gustos. Francia cuenta con algunas de las mejores playas de Europa, pero las más bellas se reparten entre sus territorios de ultramar.

Playa Matira. Se encuentra en Bora Bora, Polinesia Francesa. Su privilegiada ubicación en el corazón del Pacífico hacen de este lugar uno de los más paradisiacos del mundo. La playa de arena blanca repleta palmeras esta bañada por aguas cristalinas. La zona alberga importantes resorts vacacionales para el descanso de los turistas. Contemplar un atardecer desde este enclave supone una experiencia para el recuerdo.

Bahía de La Baulé. Una de las playas más bellas del litoral atlántico francés. Un semicírculo de arena dorada que atrae cada verano a la élite de la sociedad gala. La Baulé, su bella localidad, es el paraíso de los deportes náuticos y del descanso, llena de mansiones típicas que intentan conservar la arquitectura de la zona. La playa termina en el puerto, un lugar repleto de restaurantes donde degustar magníficas crepes y mejillones cocinados al estilo más puro de la Bretaña.

Bahía de Pampelonne. Situada en Saint- Tropez, una de las zonas preferidas por la élite europea y las personalidades más adineradas del viejo continente, que suelen beber champagne en la orilla del mar. Esta bahía cuenta con 27 playas que se reparten a lo largo de a lo largo de 5 kilómetros. Las aguas son cálidas y cristalinas consolidándose como un lugar perfecto para descansar y disfrutar de sus chiringuitos, el sol y la playa.

Playa de Santa Giulia. Córcega. En este bello rincón se respira tranquilidad incluso en temporada alta. Sus aguas son muy poco profundas y transparentes, ideales para las familias que viajan con niños. También es un lugar ideal para los apasionados del snorkel y el buceo debido a la riqueza de fauna y flora marina que puebla sus fondos. Desde el muelle contiguo salen barcos turísticos que recorren la costa de la isla. En Córcega también destaca la playa de Palombbagia y la de Petit Sperone.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate