Génova, una ciudad histórica vinculada al mar

Génova, una ciudad histórica vinculada al mar

Una de las urbes más importantes del norte de Italia que destaca por su monumentalidad y su historia, ligada siempre al Mediterráneo

ÁLVARO ROMERO

Génova es una de las ciudades más importantes del norte de Italia, con más de 600.000 habitantes se consolida como la sexta más poblada del país. Capital de la región de Liguria, ocupa un lugar costero al noroeste del país, formando un importante triángulo cultural y económico con Milán y Turín.

Génova es parada obligatoria para muchos de los cruceros que recorren el Mediterráneo, además de una escapada perfecta para todo visitante que se instale en Turín, Milán o sus alrededores, para descubrir una urbe diferente, una región vinculada al mar. La mejor manera de recorrer Génova es a pie, las atracciones turísticas suelen estar a corta distancia.

Referencia en la Edad Media

En época medieval, Génova, se consolidó como el centro comercial más importante de la región norte de Italia. Se formó como República Marítima y disputó con otras regiones supremacía naval de Italia, lo que provocó sangrientas batallas con Pisa y Venecia. En el 1522 las tropas españolas de Carlos I tomaron Génova, posteriormente fue invadida por austriacos y franceses, formando parte del Imperio Francés hasta 1815.

A lo largo de la historia la urbe sufrió altibajos económicos y comerciales, siendo siempre uno de los puertos más importantes y avanzados de la época, recibiendo mercancía de todas las zonas del mundo conocido. Allí nacieron algunos de los marinos más importantes de la historia, se piensa que fue ciudad natal de Cristóbal Colón. Hoy en día, Génova continua teniendo uno de los puertos más importantes de Italia.

Descubriendo Génova

El casco histórico es una de las zonas más tradicionales, adentrarse en él, caminar sin rumbo fijo y perderse entre sus callejuelas es la mejor manera de conocer y descubrir la vida tradicional del Génova. Allí se encuentra la casa natal de Cristóbal Colón. Continuando con la tradición, el puerto antiguo es parada obligatoria. Un lugar vibrante y lleno de vida donde se acumulan numerosos bares y restaurantes, creando un ambiente que invita a la diversión.

Cerca del puerto antiguo se encuentran en Acuario de Génova, considerado el más grande de Europa, un total de 71 piscinas que albergan más de 10.000 especies marinas, una de las atracciones más destacadas de la ciudad. Junto a él se deja ver una curiosa y enorme bola de vidrio que alberga un ecosistema tropical, con especies de fauna y flora exclusivos de países del trópico. En los alrededores se ubica la Galata, un barco museo dedicado al mar, allí se exponen piezas, armas, instrumentos y mapas de los antiguos marinos, cuando Génova alcanzó su máximo esplendor.

La zona del puerto antiguo se caracteriza por contar con una variada arquitectura de iglesias de estilo románico, palacios, y bellos edificios. Despunta en la altura el más importante, la Catedral de San Lorenzo, lugar de culto para los católicos. Construida entre el siglo XII y finales del siglo XIV, el edificio presenta elementos góticos y románicos.

Son muchos los palacios que han hecho famosa a Génova, desde el Palacio San Jorge, decorado con frescos, al Palacio de la Nuova Borsa, en la Plaza De Ferrari, sin olvidar el Palacio Ducal, uno de los más antiguos, hoy sede de importantes exposiciones artísticas y culturales.

La Lanterna, es uno de los símbolos de la ciudad, un faro de casi 120 metros de altura, construido en el siglo XII, que ha visto pasar por delante a varios de los mejores marinos de la historia, sirviendo como guía de entrada a los barcos que llegaban a Génova.

Boccadasse, tradición genovesa

Boccadesse es un antiguo pueblo de pescadores a pocos metros del centro de la ciudad, situado concretamente en la zona este. Desde el corazón de Génova parte una calle larga paralela al mar, conocida como Corso Italia, que va a parar a este curioso rincón marinero. Un reducto milenario de color hasta donde se acercan a menudo los vecinos de la ciudad para degustar uno de los mejores helados de la región. Un rinconcito mágico y acogedor para pasear por sus callejuelas y disfrutar del atardecer.

Fotos

Vídeos