Villaviciosa da los primeros pasos para tener huertos de ocio urbanos

Los ocho participantes del programa Joven Ocúpate, en los huertos./
Los ocho participantes del programa Joven Ocúpate, en los huertos.

Los participantes del programa Joven Ocúpate han sido los encargados de adecuar la parcela, que estaba en desuso

A. G.-O. VILLAVICIOSA.

El equipo de gobierno de Villaviciosa ha dado los primeros pasos para sacar adelante los huertos de ocio urbanos. Una iniciativa que ya existe en otros municipios de la región y que tiene una gran demanda por parte de la población. Se trata de una experiencia piloto, que se ha puesto en marcha en una parcela municipal en desuso ubicada en el parque Joaquín Rubio Camín. Las obras han sido realizadas durante los últimos meses dentro del programa Joven Ocúpate, el cual lleva en marcha desde el pasado 15 de junio. Serán ellos los que por ahora puedan disfrutar de este espacio, aunque el Ayuntamiento no descarta abrirlo al resto de vecinos en un futuro.

Los ocho participantes de este programa han sido los encargados de crear quince bancales de diferentes tamaños y construidos con diversos materiales. Ellos también se ocuparon de cultivar productos frescos y de temporada como repollos, espinacas, grelos, judías o coliflores siguiendo técnicas agroecológicas compatibles con el medio ambiente y la seguridad alimentaria. Un excedente que ha sido donado a la Asamblea Local de Cruz Roja. «Siempre nos han trasladado que la mayor necesidad que tienen es de productos frescos, porque la gente principalmente dona alimentos envasados», explicó la edil de Servicios Sociales, Lorena Villar.

Los buenos resultados obtenidos en esta primera experiencia ha llevado al Ayuntamiento decidir repetirla en ediciones posteriores del programa. «Los chicos están muy motivados porque pueden ver los resultados. Además a los vecinos les gusta y pasan mucho a ver cómo trabajan», asegura Villar. Esta iniciativa, que por el momento no se ampliará al resto de la población, podría permitir en un futuro a la vecindad disponer de una zona pública para cultivar la tierra de manera ecológica y para su consumo personal. El principal problema del municipio es la falta de parcelas municipales grandes donde poder llevar a cabo este proyecto de forma más amplia y organizada como es el caso, por ejemplo, de Gijón. Aún así, no descartan poder llegar a realizarlo algún día.

Fotos

Vídeos