El Comercio

Interior eleva el nivel de alerta antiterrorista para la proclamación de Felipe VI

Despliegue durante la boda de los Príncipes de Asturias en 2004. / Archivo
  • relevo en la corona

  • La directiva, que no contempla ninguna amenaza extraordinaria, también ordena controles de acceso a Madrid y limitaciones en el espacio aéreo

  • El despliegue copiará el de la boda de los Príncipes de Asturias en mayo de 2004 en una ceremonia que dará comienzo a las 10.30 horas

El Secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez acaba de cursar una instrucción a las direcciones generales de la Policía y de la Guardia Civil y a los delegados del Gobierno que contempla, entre otras medidas, la elevación del nivel de alerta antiterrorista durante la jornada de proclamación de Felipe VI. El Ministerio del Interior, además establece controles de acceso a Madrid por tierra y aire para ese día.

La instrucción de Martínez fija "un dispositivo específico de seguridad con la adopción de medidas de prevención y de control para evitar todo tipo de hechos que puedan perturbar el normal y pacífico desarrollo de este acontecimiento y la seguridad de los ciudadanos".

Ese operativo estará coordinado desde el Centro de Mando (CEMAN) presidido por el Secretario de Estado de Seguridad e integrado por los responsables operativos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil.

"Dentro de la revisión rutinaria de alerta antiterrorista que se realiza ante acontecimientos de estas características y relevancia, la instrucción modifica la actual alerta situada en el nivel 2, y la eleva al nivel 3", explica el Ministerio del Interior. La decisión de modificar la alerta terrorista "responde única y exclusivamente a la conveniencia de dar una respuesta proporcionada desde el ámbito de la seguridad" apunta el departamento que dirige Jorge Fernández, que insiste en que no se cierne ninguna hay ninguna amenaza concreta para el día de la celebración.

El nivel 3 supone la activación de las Unidades especiales de intervención y reserva de las Fuerzas de Seguridad y su participación en la vigilancia de los lugares de afluencia masiva de personas y en la protección de infraestructuras críticas, cometidos que hasta el nivel 2 desarrollan exclusivamente las unidades de seguridad ciudadana. Del mismo modo, en este nivel se contempla la posibilidad de restringir el acceso a infraestructuras críticas que se vean amenazadas.

La instrucción, además de establecer las directrices generales para la coordinación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) con las policías locales y autonómicas, incide en la necesidad de establecer controles de tráfico en los accesos a la capital de España, "y la activación de dispositivos especiales para la protección del Congreso de los Diputados, del Palacio Real, y de los itinerarios de desplazamiento de la comitiva real y del resto de autoridades asistentes a los actos".

La órdenes de Martínez asimismo hacen hincapié en el establecimiento de un "sistema de restricción y control del espacio aéreo" durante los actos de proclamación con la colaboración de las Fuerzas Armadas.

"Igualmente, se establecerá un dispositivo de protección específico sobre las infraestructuras críticas encargadas de asegurar el normal funcionamiento de las instalaciones donde se desarrollarán los actos de proclamación y de las que garantizan el funcionamiento de los servicios esenciales", apunta la Secretaría de Estado.