El Comercio

fotogalería

El rey Felipe VI y la reina Letizia se besan en el balcón. / Reuters

El primer saludo de los nuevos Reyes

  • Miles de personas han esperado durante horas en la Plaza de Oriente para presenciar el histórico momento

Felipe VI ha salido al balcón central del Palacio Real para saludar a los miles de ciudadanos que esperaban desde hacía horas a ver a los nuevos Reyes de España. Poco después le seguía su mujer, la reina Letizia mientras los allí congregados gritaban "¡Viva el Rey!" y "¡Felipe, Felipe!".

La reina Letizia ha llamado a sus hijas y la princesa Leonor y su hermana, la infanta Sofía, han comenzado a saludar a los españoles. Doña Sofía, de tan solo 7 años, ha tenido que subirse a un peldaño del balcón para contemplar a toda la multitud que les aplaudía y agitaba banderas españolas. Las niñas, cubriéndose los ojos por el sol, han observado atentas a los ciudadanos en este día tan señalado para ellas.

Pocos minutos más tarde han aparecido don Juan Carlos y doña Sofía. Felipe VI se ha mostrado muy atento en todo momento con su hija Leonor, que estaba a su derecha. Además, don Juan Carlos y don Felipe se han abrazado cariñosamente, gesto al que se ha unido la reina Sofía que ha ido besando a todos los miembros de la familia.

La reina Letizia no ha podido evitar emocionarse por el gran momento y se ha acercado a don Juan Carlos para darle un abrazo. Sus hijas, muy tímidas, no han parado de saludar desde el balcón. Mientras tanto, doña Letizia ha peinado y ayudado a mantenerse sobre el peldaño a la infanta Sofía, a su izquierda. "España unida, jamás será vencida" es otra de las frases que se ha oído gritar a los congregados en la Plaza de Oriente.

Con la mano en el corazón

Los primeros en retirarse han sido don Juan Carlos y doña Sofía, seguidos de sus nietas. Ha sido en ese momento cuando los nuevos reyes han comenzado a saludar a la multitud mientras se abrazaban. Finalmente, el rey Felipe VI se ha quedado solo en el balcón central del Palacio Real y, con gestos de cariño con la mano en el pecho, ha agradecido a los ciudadanos su presencia y su apoyo en este día histórico.

Desde su llegada a la Plaza de Oriente hasta que el Rey ha salido al balcón del Palacio Real para saludar a los españoles, han pasado apenas quince minutos, en los que todos los que allí esperaban no han parado de agitar sus banderines y mostrarse emocionados por la inminente salida de los nuevos reyes, a pesar del intenso calor de esta mañana en Madrid. Las banderas de España también han servido a muchos como improvisados sombreros para taparse del sol ya que las escasas sombras de los árboles han estado muy cotizadas por los asistentes.

El rey Felipe VI ha llegado de pie, a bordo del Rolls Royce descapotable, al Palacio Real a la vez que sonaba el himno de España. La plaza de Oriente, repleta de ciudadanos, ha recibido al nuevo Rey ansiosa por ver a la familia saludando desde el balcón. Hasta su llegada, miles de ciudadanos han dado la bienvenida al nuevo Monarca tras su proclamación en las Cortes.