El Comercio

Felipe VI alaba a las víctimas por su superación y su renuncia a la venganza

vídeo

Una imagen del acto. / Efe | Atlas

  • Acompañados por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, los representantes de una veintena de organizaciones de víctimas del terrorismo han saludado a don Felipe y doña Letizia en un salón del Palacio de Zurbano

Felipe VI ha expresado hoy a las víctimas del terrorismo que las admira por su superación personal y fortaleza moral y por no guardar deseos de venganza, al tiempo que ha garantizado que la Reina Letizia y él siempre estarán a su lado y nunca olvidarán su sufrimiento y dolor.

Don Felipe y doña Letizia han dedicado esta mañana su primer acto oficial como Reyes de España a expresar su apoyo a más de cuarenta representantes de las asociaciones y fundaciones de víctimas del terrorismo, en un encuentro celebrado en el madrileño Palacio de Zurbano durante más de una hora y al que ha asistido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Familiares y víctimas de ETA, GRAPO, los atentados del 11-M y la violencia terrorista en Irak y Afganistán han compartido esta mañana una conversación distendida con don Felipe y doña Letizia en la que unos y otros les han trasladado numerosas peticiones y todos han agradecido el gesto de recibirles nada más acceder al trono y el cariño que les han dispensado en una reunión emotiva y entrañable.

Tras saludarles uno a uno, los Reyes han posado en los jardines con sus invitados y han guardado junto a ellos un minuto de silencio en memoria de todos los que han perdido su vida por la violencia terrorista, para reunirse a continuación en un encuentro a puerta cerrada, que don Felipe ha abierto con un breve mensaje. Sus palabras han recordado las que pronunció el pasado jueves en su discurso de proclamación como Rey en el Congreso y, en ellas, ha reafirmado su afecto, su inmenso respeto por quienes sufrieron o perdieron la vida en defensa de la libertad de todos, su compromiso de no olvidar la memoria de las víctimas y la importancia de la victoria del Estado de Derecho como reconocimiento a su dignidad.

Ya en tono más distendido e informal, ha pedido perdón a todos por convocarles un sábado y en medio de un "puente" y, al igual que doña Letizia, ha empezado a recibir palabras de agradecimiento y peticiones de ayuda de los representantes de distintos colectivos y de quienes han acudido a título individual, entre ellos familiares de víctimas caídas en actos terroristas de diferentes épocas, dentro y fuera de España. Así, dos hijos del matrimonio Barral Pérez, asesinado en el tristemente célebre atentado de la calle madrileña del Correo, cerca de la Puerta del Sol, en 1974, compartían emociones con la viuda del empresario Publio Cordón, secuestrado por el GRAPO, con el padre del sargento Antonio Bernal, asesinado en Irak, y con víctimas de la violencia en Afganistán y del terrorismo de ETA, la gran mayoría.

También había afectados por el 11-M, entre ellos una rumana y una marroquí cuyo padre sufre invalidez permanente, entre los invitados que han tenido oportunidad hoy de trasladar sus problemas y sus inquietudes a los nuevos Reyes en este encuentro, organizado por el Ministerio del Interior. Al término de la reunión, poco después de que los Reyes abandonaran el lugar entre aplausos, saludos y "vivas" de vecinos del barrio de Chamberí, la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT), Mari Mar Blanco, agradecía el interés mostrado por los Reyes ante su petición de que el relato final del terrorismo tenga como pilares la "memoria" y la "justicia".

Después de recordar que todavía quedan pendientes de resolver más de 300 asesinatos de ETA, Blanco ha subrayado que las víctimas han pedido que el Monarca y su esposa ayuden en sus viajes internacionales a "desmontar la vieja teoría del conflicto" en el País Vasco que la organización terrorista ha conseguido instaurar "de forma tremenda" en algunos países. Blanco ha aprovechado además la oportunidad para agradecer en nombre propio y de su familia el afecto y solidaridad del Rey cuando su hermano Miguel Ángel Blanco fue secuestrado y asesinado por ETA.

"Muy cariñosos"

La presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, explicaba que los Reyes habían sido "muy cariñosos" y que don Felipe se había mostrado "muy sorprendido" cuando ella le explicaba que algunas víctimas sufren "un retroceso en su estado psicológico" por los últimos permisos penitenciarios a etarras, la libertad condicional de Bolinaga o las excarcelaciones por la derogación de la "doctrina Parot".

También Irene Villa, emocionada, describía a sus anfitriones como "cariñosísimos y sensibles" y destacaba cómo, en sus palabras de hoy, don Felipe se había comprometido a "no olvidar jamás" a las víctimas y había manifestado la admiración que siente por su "fortaleza moral", su ejemplo de "superación personal" y su voluntad de no querer "venganzas ni revanchas".

Opiniones

Requerida por un periodista, cuando estaba a punto de entrar en un taxi, para que no abandonara el lugar sin dar también su opinión sobre el encuentro, la presidenta de la asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, Pilar Manjón, coincidía en que el encuentro había sido "entrañable y muy distendido".

Al igual que el resto de representantes, Manjón ha agradecido que este haya sido el primer acto oficial de los Reyes y, sobre las peticiones de su asociación, ha explicado que ha solicitado a Felipe VI que, dada la relación fraternal que une a la monarquía española con la alauí, ayude a lograr la extradición de seis marroquíes implicados en el 11-M.

Entre ellos, que rinda cuentas ante la Justicia el que colocó en un vagón de tren en la estación de El Pozo la mochila-bomba que causó la muerte de su hijo, ha continuado Manjón, conteniendo las lágrimas, antes de añadir: "En España, el Rey reina, no gobierna; pero también hemos aprovechado para decírselo al ministro, que sí gobierna".