El Comercio
Pedro Sanjurjo.
Pedro Sanjurjo. / M. ROJAS

Pedro Sanjurjo, presidente de la conferencia de parlamentos regionales

  • Es la primera vez que a la Junta General le corresponde el liderazgo de este organismo

El presidente de la Junta General del Principado de Asturias, Pedro Sanjurjo, fue elegido ayer en Madrid presidente de la Conferencia de Presidentes de Parlamentos Autonómicos (Coprepa). Sanjurjo, que releva a Paloma Adrados Gautier, presidenta de la Asamblea de Madrid, agradeció a sus antecesores al frente de este organismo «la viva actividad de la Conferencia y el dinamismo de sus contenidos», según informa la Junta General en un comunicado.

La Coprepa es un foro institucional de encuentro y debate de los presidentes de las cámaras legislativas de las diecisiete comunidades autónomas de España, en el que intercambian experiencias e información y analizan los problemas, retos y oportunidades a los que se enfrentan los sistemas parlamentarios, en general, y los Parlamentos autonómicos en particular, con especial referencia al proceso en curso de integración europea. Es la primera vez que al Parlamento de Asturias le corresponde presidir este organismo.

«Trataremos desde la Junta General del Principado de Asturias de continuar el trabajo y de cumplir el compromiso más allá de cualquier duda», señaló ayer Sanjurjo.

El presidente de Coprepa convoca y preside tanto el Pleno como la Comisión Permanente y también representa a este organismo en las reuniones de la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales Europeas (CALRE), una organización integrada por 75 parlamentos regionales de ocho países comunitarios.

El nuevo presidente la Conferencia de Presidentes de Parlamentos Autonómicos anunció que esta organización seguirá trabajando para «fomentar políticas que eliminen las desigualdades y promuevan un desarrollo más equilibrado e inclusivo, así como un modelo de crecimiento y convivencia integral y sostenible». También, a través de su presencia en la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales de Europa, «a favor de políticas para una Europa más unida y más generosa, que afronte con arrojo los retos de las grandes transformaciones que están cambiando los equilibrios globales».