El Comercio

«Convocar unas terceras elecciones sería indeseable»

«Convocar unas terceras elecciones sería indeseable»
  • Guillermo Martínez destaca que el Principado «tiene una de las identidades más definidas del Estado, pero con un carácter marcadamente inclusivo»

El portavoz del Gobierno asturiano, el socialista Guillermo Martínez, ha señalado hoy que una tercera cita con las urnas sería algo indeseable y que con ello sólo se constataría la incapacidad de los partidos para el acuerdo.

Al término de la reunión del Consejo de Gobierno, el consejero de Presidencia y portavoz del Ejecutivo regional ha señalado en rueda de prensa que, tal y como ya se ha manifestado el presidente del Principado, Javier Fernández, la repetición electoral es una hipótesis indeseable. "Convocar a la ciudadanía por tercera vez constataría la incapacidad de las fuerzas políticas para el acuerdo y sería malo en sí", ha señalado.

Ha incidido en que "no se debe pactar con quien se sitúa fuera de la Constitución y de la Ley" y que deben evitarse posiciones que lleven, por ejemplo a la ruptura de la caja única de la Seguridad Social o de un estado de bienestar progresista y solidario como el español.

Ante el Día de Asturias, que se celebra mañana, el portavoz del Gobierno regional ha señalado que procede recordar también que el Principado "tiene una de las identidades más definidas del Estado, pero con un carácter marcadamente inclusivo".

"A Asturias no le incomodan otras identidades, ni se siente amenazada por su pertenencia a este espacio público de derechos compartidos con ciudadanos libres e iguales que es el Estado español", ha afirmado, antes de asegurar que es uno de los rasgos de los que más orgullosos pueden sentirse los asturianos.

El Gobierno asturiano hace votos, según las palabras de Martínez, para que esa capacidad inclusiva, que no es más que una expresión de la capacidad de entendimiento que caracteriza Asturias, se extienda a todo el Estado, "de modo que la exacerbación de las tensiones territoriales no siga siendo un factor de deterioro de la arquitectura jurídica e institucional".

"Cuando las principales instituciones del Estado viven una situación de bloqueo inédita, excepcional en nuestra historia democrática, procede recordar que la convivencia de identidades y la superación mediante el consenso de las discrepancias", ha afirmado.

En su opinión, esa convivencia y ese consenso han sido dos de los grandes factores que han contribuido a asentar a este país entre las grandes democracias europeas