El Comercio

Los diputados asturianos declaran pisos, coches y fondos de inversión

  • Antonio Trevín ha comprado una vivienda y un garaje en 2016 y García Cañal ha sufrido la caída de algunos valores de la Bolsa

Pocos cambios ha habido en las declaraciones de bienes de los ocho diputados asturianos en el Congreso hechas públicas ayer en la web de la Cámara Baja con respecto a las de febrero. Entonces ya se perfilaba quiénes habían ganado más en 2015 y quiénes menos, cuáles eran los que tenían cuentas corrientes más abultadas o aquellos que elegían formas de inversión con más riesgo. Cuentas corrientes, coches, viviendas, locales, fondos o planes de pensiones son las propiedades que más se repiten. Poco más de medio año después de las anteriores declaraciones, según la información remitida por los propios parlamentarios, fue el popular Ramón García Cañal el que tuvo las rentas más altas el año pasado, 110.345 euros, gracias a sus retribuciones en la empresa Tragsa y las dietas de la compañía Sierra del Acebo, mientras que la cabeza de lista de Unidos Podemos, Sofía Castañón, fue la que menos ingresó, 2.516 euros por talleres, conferencias y otros.

Entre los cambios destaca que el socialista Antonio Trevín ha comprado en este 2016 un piso y un garaje, para lo que ha suscrito dos préstamos con Liberbank por 100.000 euros en total y otro con el Banco Popular por 90.500 euros. En el caso de García Cañal, el mal comportamiento de algunos títulos en la Bolsa explican una reducción en el valor de las acciones con las que cuenta, que ascienden a 32.851 euros.

Dentro de los bienes o derechos de contenido no económico, la popular Susana López Ares declara la propiedad de una colección de sellos de España, Andorra y Guinea y de otra de sobres filatélicos, mientras que el diputado de Podemos Segundo González, destaca su teléfono móvil, un Bq Aquaris, y un ordenador Lenovo. Solo este e Ignacio Prendes no tienen ningún tipo de propiedad inmobiliaria.

En clave nacional, Mariano Rajoy es el más acaudalado entre los líderes políticos con 684.000 euros en distintos productos, aunque Pablo Iglesias supera a sus tres competidores en cuanto a liquidez, al disponer en su cuenta corriente de 125.000 euros. Destaca también que, con 39.500 euros, el líder de Podemos es de entre los cuatro dirigentes el que más tributa de IRPF, seguido por 27.200 euros de Rajoy, los 25.000 de Albert Rivera y los 22.300 de Sánchez.