El Comercio

Álvarez, sobre Villa: «No hay que olvidar que a UGT también le robó»

Josep María Álvarez, a la izquierda, junto a Pedro Sánchez y Vicente Álvarez Areces, con Javier Fernández Lanero, Javier Fernández, Guillermo Martínez y Paz Fernández Felgueroso en segundo plano.

Josep María Álvarez, a la izquierda, junto a Pedro Sánchez y Vicente Álvarez Areces, con Javier Fernández Lanero, Javier Fernández, Guillermo Martínez y Paz Fernández Felgueroso en segundo plano. / Damián Arienza

  • El secretario general del sindicato reitera que la central «llegará al fondo» de este asunto y confía en que los tribunales «actúen»

El secretario general de UGT, Josep María Álvarez, reiteró ayer que el sindicato «llegará al fondo» del 'caso Villa' puesto que, según subrayó en referencia al exdirigente del SOMA, «no hay que olvidar que este señor, entre otras cosas, a la UGT también le robó dinero». Recordó Álvarez que el sindicato se presentó como parte acusadora en el proceso judicial y suspendió de militancia a Villa, a la vez que mostró su confianza en que los tribunales «actúen».

No le gusta a Álvarez que determinadas formaciones políticas aprovechen la actuación de Villa para intentar «debilitar a UGT». En su opinión, ninguna organización «política o sindical está libre de contar con algún miembro que tenga un comportamiento deshonesto», pero tratar de extender al conjunto de la organización la sombra de la sospecha «no es una actitud correcta».

Álvarez hizo estas declaraciones antes de ejercer como presentador de Pedro Sánchez en la Escuela de Verano, cuya edición de este año fue el encargado de clausurar junto al secretario general de UGT Asturias, Javier Fernández Lanero, quien también reconoció que «nosotros hemos tenido sindicalistas que no han hecho las cosas bien». En la clausura, Álvarez abogó por «recuperar el contrato social, cuya vigencia se ha ido minorando desde la caída del Muro de Berlín, cuando algunos pensaron que se acababan los derechos de la clase trabajadora a este lado del telón de acero». Álvarez ve imprescindible que en los próximos meses «recuperemos la negociación colectiva», pero con objetivos claros e inmediatos: «Queremos saber si los empresarios están dispuestos a negociar o no, y si apuestan por incrementar el salario mínimo interprofesional o no, no queremos perder el tiempo».

Por su parte, Fernández Lanero alertó contra decisiones que se pueden adoptar a nivel internacional, como aprobar el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea, al que «nos oponemos porque no está claro que defienda a la clase trabajadora de un país como España» y con decisiones como esta se fomenta que surjan «partidos radicales, extremistas, populistas y hasta xenófobos».

Aprovechando la presencia de Pedro Sánchez en la Escuela de Verano, el secretario general del SOMA-Fitag-UGT, José Luis Alperi, y el de CC OO de Industria de Asturias, Damián Manzano, mantuvieron una reunión con el líder socialista en el que le pidieron que haga las gestiones necesarias «para que el Gobierno del PP cumpla el marco de actuación para minería del carbón 2013-2018» y para que se «obligue a las centrales térmicas de carbón a que utilicen mineral autóctono, al menos hasta el 7,5% del total de la producción».

En la conferencia previa a la de Sánchez, el expresidente del Parlamento Europeo Enrique Barón se mostró «muy preocupado por la gestión de lo que está pasando desde el 20-D. En Europa, si un candidato gana y el jefe del Estado le encarga formar gobierno y se niega, se va a casa. Debió hacerlo ya cuando Bárcenas», remató, en clara referencia a Mariano Rajoy.