El Comercio

vídeo

Susana Díaz. / Julio Muñoz (Efe) I EP

Susana Díaz insiste en reclamar el paso atrás de Rajoy tras los casos de Barberá y Soria

  • La presidenta andaluza asegura que "los ciudadanos están hartos" y le pide que haga "un favor al país"

El PSOE andaluz ha encontrado en los casos Soria y Barberá un nueva carga para añadir presión al PP y solicitar, como ya hizo hace una semana, un paso atrás del presidente del Gobierno en funciones Mariano Rajoy para desbloquear la investidura. Este miércoles ha sido la propia secretaria general, Susana Díaz, quien ha inquirido a Rajoy acerca de "a qué espera" para "tomar decisiones" y "hacerle un favor a este país".

Díaz se ha pronunciado así antes de la visita a una residencia de mayores en Sevilla. Tras meses de silencio sobre la situación nacional, en los que a lo sumo se limitaba a expresar su deseo de que haya gobierno cuanto antes, la también presidenta de la Junta ha criticado los últimos escándalos del PP (la investigación a la exalcaldesa de Valencia o el frustrado nombramiento del exministro de Industria), que a su juicio invalidan a Rajoy para "seguir gobernando" o aspirar a repetir como presidente del Ejecutivo.

"Y lo último ya, lo de (José Manuel) Soria y lo de (Rita) Barberá es una vergüenza; no sé a qué espera ya este hombre para tomar decisiones y hacerle un favor a este país", ha sentenciado, considerando que la situación se ha tornado "insoportable" y por tanto Rajoy debe "mover ficha" porque "España no se merece esto". "Si el presidente del Gobierno no se ha dado cuenta después de haber escuchado al Congreso, que escuche un poquito a la calle porque los ciudadanos están avergonzados y hartos", ha aseverado.

En ese punto, la socialista andaluza ha descargado todo el peso del bloqueo institucional de España sobre el líder del PP, subrayando que "no todo el mundo tiene el mismo grado de responsabilidad" y que Rajoy debe "tomar medidas cuanto antes". Desde el PSOE-A entienden que la salida de Rajoy del tablero de juego ayudaría en gran medida a allanar el camino, que en cualquier caso no pasa por un gobierno alternativo encabezado por el PSOE. Así, Díaz ha reiterado a Ferraz que "con 85 escaños no se puede gobernar este país y hay que hacer una oposición útil".

A preguntas de los periodistas, Díaz se ha referido a las recientes manifestaciones de Guillermo Fernández Vara en las que criticó la incomunicación del secretario general del PSOE con los barones autonómicos, asegurando que el presidente extremeño siempre habla pensando "en el bien de Extremadura y de su país".

Así, ha defendido que en el PSOE hay "mucha fraternidad" y que "por encima de las discrepancias nos une el interés" por España y porque la gente viva mejor. "Y quiero que eso se haga siempre con fraternidad y debate", ha dicho. Díaz ha augurado que en los próximos meses habrá "mucho debate, porque al PSOE no le va a ir bien si a España no le va bien", mostrándose convencida de que "los socialistas haremos lo mejor para este país", y ha justificado su silencio porque "lo que tenga que aportar lo haré en los órganos del partido".