El Comercio

La chica fue encontrada «en estado de 'shock', llorando y desconsolada»

  • Ocho testigos en el caso de la violación en los Sanfermines han declarado este sábado ante el juez

Ocho personas han declarado, en calidad de testigos, ante el titular del Juzgado número 5 de Pamplona, en el caso abierto a raíz de la denuncia por violación presentada por una joven durante los Sanfermines, tras lo que la defensa ha anunciado su intención de pedir la libertad de los acusados.

Cinco jóvenes andaluces, que se encuentra en prisión, están procesados por la violación de una chica madrileña de 18 años en Pamplona durante los pasadas fiestas de San Fermín.

Tras las declaraciones por videoconferencia de los acusados el pasado 2 de septiembre, en las que se declararon "inocentes absolutamente de todo", hoy le ha tocado el turno a los testigos, en concreto ocho personas, que han acudido al juzgado de guardia de la Audiencia Provincial de Navarra alrededor de las 11 de la mañana para aportar su testimonio en la fase de instrucción del caso.

Entre ellos se encontraban la pareja que atendió a la joven tras el suceso, la persona que encontró el teléfono de la víctima, tres policías municipales, la vecina del inmueble en el que ocurrieron los hechos y una joven a petición de la defensa de uno de los acusados.

Transcurridas unas cuatro horas, una vez finalizado el proceso, los abogados de las partes han atendido a los medios de comunicación.

El abogado de la víctima, Carlos Bacaicoa, quien se ha mostrado "muy optimista", ha comentado que "los policías han declarado lo que declararon en su momento en el atestado policial y han añadido algún detalle interesante que ahora mismo no lo puedo decir". "Lo que más me ha chocado ha sido la testigo de una de las defensas, que se ha limitado a decir que eran muy simpáticos, que ligaban mucho y que no tenían necesidad de violar a nadie", ha añadido, antes de anunciar que "seguramente", se pedirá "algún tipo de prueba más" y que, al estar en fase de instrucción, habrá que "seguir investigando".

Bacaicoa ha relatado que la señora que se hizo con el teléfono de la víctima ha declarado "cuándo lo encontró, la hora y la calle", y que la vecina del inmueble ha ratificado "lo que dijo en su momento", al igual que la pareja que atendió a la joven. "Han confirmado lo dicho en su momento, que la chica estaba en estado de shock, llorando, desconsolada, aspecto ratificado por los policías", ha apuntado el abogado, que ha afirmado que "desde luego, no era nada fingido" y que estaba "realmente afectada".

Sin embargo, por otro lado, el defensor de uno de los acusados, Agustín Martínez Becerra, se ha mostrado "bastante contento" porque, en su opinión, las declaraciones han incidido en la teoría de la defensa de que "existen muchísimas contradicciones y muchísimas cosas" que "en su día" se pondrán de relieve.

Martínez, que ha sostenido que "las cosas no se han producido como se denunciaron en su día", ha negado la aparición de cualquier aspecto novedoso en el caso. "En forma alguna se ha puesto de relieve ningún dato novedoso que pudiese cambiar el curso de la investigación", ha remarcado. "Estamos tranquilos y esperando que se desarrollen los acontecimientos, que pronto llegue el juicio oral y que podamos poner de relieve la inocencia de nuestros patrocinados", ha subrayado Martínez, que ha anunciado que "si todo va bien, el mismo lunes o el martes se solicitará la puesta en libertad".

"Lo que vamos a hacer es, por mi parte, y entiendo que por la de algunos compañeros, solicitar la puesta en libertad a la espera de la celebración del juicio", ha manifestado. "Estaremos a disposición de lo que dicte su señoría el juez instructor", ha añadido.