El Comercio

Iceta defiende el liderazgo de Sánchez y desvincula su futuro del resultado del 25-S

Pedro Sánchez y Miquel Iceta, en un mitin el año pasado.
Pedro Sánchez y Miquel Iceta, en un mitin el año pasado. / Archivo
  • Pide a ERC y el PDC que no pongan el referéndum como condición para la investidura

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha defendido la legitimidad del liderazgo de Pedro Sánchez en el PSOE y ha desvinculado su futuro del resultado de las elecciones autonómicas que se celebrarán el 25 de septiembre en Galicia y el País Vasco.

"El futuro de Pedro Sánchez no quedará condicionado por el resultado de estas elecciones porque él no es el candidato", como tampoco lo era en Catalunya y no se le achacó el desenlace a él, ha destacado Iceta en una entrevista de Europa Press.

Ha lamentado que algunos barones socialistas cuestionen el liderazgo de Sánchez y le insten a no intentar fraguar un Gobierno alternativo al PP: "Hay que mantener un equilibrio entre la libertad de expresión, de propuesta, y la necesidad de no hacer ruidos que distorsionen el mensaje político del partido".

Iceta considera que Sánchez está liderando el partido en un momento extremadamente complejo para evitar unas terceras elecciones y desearía que "la diversidad de opiniones -de los barones socialistas- no dañara sus esfuerzos". "Si yo quiero decir algo a algún compañero cojo el teléfono" y le llamo, sin necesidad de tener que recurrir a los medios de comunicación o a las redes sociales, ha apostillado.

Sobre la invitación a retirarse como candidato si hay terceras elecciones que le hizo el expresidente socialista Felipe González a Pedro Sánchez, Iceta ha destacado que el PSOE "tiene mecanismos democráticos para seleccionar a sus candidatos" y el actual líder fue designado por la mayoría de la militancia y, por lo tanto, cuenta con la legitimidad necesaria.

Negocaciones para la investidura

Iceta sí cree que las elecciones vascas y gallegas tendrán consecuencias en las negociaciones para la investidura de un nuevo presidente del Gobierno, teniendo en cuenta que los partidos podrán "extraer tendencias de fondo" y reorientar sus estrategias. "La pérdida de la mayoría absoluta del PP en Galicia sería un golpe muy duro", como lo ha sido el caso de Rita Barberá, el de José Manuel Soria y su agenda judicial, lo que podría condicionar futuros pactos de los populares con el PNV en el País Vasco, por ejemplo.

Cree que el PSOE y el PNV cuentan con "una historia de gobierno en común y de colaboración" y que acuerdos entre estas formaciones son más comprensibles que entre los nacionalistas vascos y el PP.

También ha insistido en que el PSOE debe hablar "con todos los partidos", aunque no ve posible un acuerdo con el PP si no cambia de candidato y de políticas, ni con los independentistas catalanes si no dejan de exigir un referéndum para facilitar una investidura.

El PP, sin propuestas para el PSOE

Iceta no comprende por qué el líder del PP, Mariano Rajoy, asegura desde hace meses que su prioridad sería un acuerdo de Estado con el PSOE: "No ha habido ningún elemento, ninguna propuesta y ningún cambio que el PP haya planteado y que pudiera ser eventualmente de interés para el PSOE".

El líder socialista catalán no ve en el PP "la actitud que corresponde" para poder pactar con el PSOE, aunque admite que en Catalunya se demostró que no se puede descartar un pacto hasta el último minuto, en alusión a la renuncia del expresidente Artur Mas para desencallar la investidura con el apoyo de la CUP.

A ERC y al PDC les ha pedido que no vinculen el referéndum y la investidura: "No les digo que renuncien, nunca lo haría, pero sí que no lo pongan como condición para la investidura, pues debe responder a un acuerdo político más de fondo". Por ello, ha apostado por restablecer el diálogo entre el Estado y la Generalitat y restablecer puentes a través de la recuperación de competencias y la mejora de la financiación, entre otras iniciativas: "Si todo esto va funcionando bien, podríamos estar en mejores condiciones para abordar tareas más de fondo".

A juicio de Iceta, los partidos independentistas deberían reflexionar sobre que mantener una exigencia como el referéndum, que saben que el PSOE no puede aceptar, puede ayudar a que Rajoy pueda seguir en el Gobierno. En todo caso, no le constan contactos del PSOE con otros partidos y cree que Pedro Sánchez sólo debería someterse a una investidura si tiene el apoyo garantizado: "No tendría ningún sentido ir a una investidura fallida. Quien vaya a un nuevo debate debería tener garantía".