El Comercio

Trevín insta a abrir un debate en el seno del PSOE tras las elecciones del 25 de septiembre

Antonio Trevín, ayer, durante la fiesta socialista de La Portilla, en Llanes.
Antonio Trevín, ayer, durante la fiesta socialista de La Portilla, en Llanes. / NEL ACEBAL
  • Insiste en el 'no' a Rajoy, pero aboga por buscar una solución para evitar nuevos comicios que cuente con el apoyo de las direcciones autonómicas

Antonio Trevín instó ayer al PSOE a abrir un debate interno tras las elecciones gallegas y vascas convocadas para el próximo domingo, 25 de septiembre, para adoptar «la mejor solución posible» que permita acabar con el bloqueo político actual y evitar unas nuevas elecciones. El diputado nacional hacía esta reflexión durante su discurso en la fiesta socialista de La Portilla (Llanes) y coincidiendo con la polémica abierta en el seno del partido sobre los pasos dados por Pedro Sánchez y sus aspiraciones a alzarse con la Presidencia del Gobierno tras el fracaso de la investidura de Mariano Rajoy. Trevín no se posicionó sobre la estrategia que debe adoptar ahora el partido, para lo que abogó por abrir un debate, pero sí realizó una argumentada defensa de la decisión de votar 'no' al PP, mostrando así su apoyo al secretario general de la formación. «A nadie le puede extrañar que el PSOE le diga 'no' al PP. Es completamente lógico que por ética y por principios el PSOE le diga 'no' a Rajoy», subrayó en respuesta a las voces que desde dentro del propio partido han puesto en entredicho esta decisión y han censurado las aspiraciones de Pedro Sánchez de llegar a la Moncloa aupado por Podemos. «No es lo mismo que gobierne el PSOE que gobierne el PP», reiteró una y otra vez el expresidente del Principado, al tiempo que citaba los recortes en materia de educación, sanidad y otros ámbitos aplicados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en los últimos años.

Antonio Trevín apeló a los principios socialistas que han impedido al grupo parlamentario apoyar -aunque fuera de forma indirecta- la investidura de Mariano Rajoy, pero también a la responsabilidad que, dijo, ha caracterizado a esta formación en su dilatada historia y que le obliga ahora a buscar una solución para evitar unas nuevas elecciones. «No podemos tener unas terceras elecciones porque eso significaría fundamentalmente que hemos dejado de creer en la política. ¿Para qué sirve la política si no somos capaces de formar un gobierno?», cuestionó. Y fue tras lanzar esa pregunta a los militantes socialistas que le escuchaban en Llanes cuando instó a su propio partido a afrontar un debate interno una vez que se celebren las elecciones vascas y gallegas con el objeto, señaló, de tomar una decisión «unánime» en relación a la estrategia que debe seguir el PSOE que cuente con el «apoyo general de la mayoría del partido». Y citó expresamente la necesidad de adoptar una solución que posea el respaldo de la dirección del partido, pero también «el respeto de las direcciones autonómicas», de donde en estos momentos procede el grueso de las críticas.

Antonio Trevín abogó por abrir un debate «con lealtad y respeto» en el que la formación «mantenga sus principios» -los mismos que previamente había aducido para defender el 'no' a Rajoy-, pero en el que también asuma la «responsabilidad» de buscar «la mejor solución posible» para el país. El parlamentario nacional realiza estas declaraciones en un momento muy complicado para el PSOE, que se enfrenta ya no solo a discrepancias internas sobre la gobernabilidad del país, sino también sobre el liderazgo del partido, y no quiso obviar esta circunstancia. «Es lógico que tengamos diferentes puntos de vista. En muy pocos momentos, en casi ninguno en democracia, hemos tenido tal dilema y tal dificultad para resolver la situación», asumió Trevín, quien considera que el PSOE «no puede tener miedo a abrir este debate» puesto que, defendió, siempre ha sabido estar a la altura de las circunstancias. «Siempre que España necesitó al PSOE, el PSOE estuvo», concluyó.