El Comercio

La crisis socialista añade incertidumbre a la política asturiana

Por si un ejecutivo en minoría, una prórroga vigente y la amenaza de que la ausencia de presupuestos se repita en 2017 no fueran elementos suficientes de incertidumbre, la crisis interna de los socialistas añade un poco más de tensión a la política asturiana. El PSOE afronta una negociación fiscal y presupuestaria y un puñado de asuntos y leyes relevantes con el resto de grupos pendientes de que despeje sus problemas en Madrid. Tanto Podemos como IU e incluso el PP miran a lo que sucede en la calle Ferraz porque saben que el devenir de la política en la capital, si gobierna Mariano Rajoy con la abstención del PSOE o si Pedro Sánchez consigue sus objetivos, será clave a la hora de articular pactos futuros en la región.