El Comercio

Wenceslao López, sobre las 17 dimisiones: «Es una traición política»

Wenceslao López, sobre las 17 dimisiones: «Es una traición política»
  • El alcalde de Oviedo defiende ahora un congreso extraordinario en el PSOE tras el cese de la mitad de la Ejecutiva federal, un hecho que considera una «deslealtad» hacia el secretario general

El alcalde de Oviedo, el socialista Wenceslao López, ha considerado una "traición política" y una "deslealtad" la dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva federal del Partido Socialista, y considera que tras esta situación "anómala" lo que procede es convocar un congreso extraordinario para que "se pronuncie la militancia" y se nombre una nueva ejecutiva.

El primer edil ha realizado estas declaraciones a los medios, tras presidir el acto de presentación de la Semana de la Prevención de incendios de Oviedo. Lo ha hecho dos días después de opinar, en una acto en la Escuela de Ingenieros de Minas, que no era "el momento ni de congresos ni de primarias", rechazando así la posición del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. En aquel momento aún no se había producido la dimisión de los 17 miembros de la Ejecutiva Federal.

Este viernes, el regidor municipal ha considerado que "el escenario ha cambiado radicalmente, porque ha habido una dimisión de la mitad de la Ejecutiva federal", lo cual entiende que requiere nuevas medidas: o nombrar una gestora que dirija el partido o celebrar un congreso extraordinario. López ha apostado por la segunda opción.

Sobre las dimisiones, ha considerado que son "una traición política". "En nuestro partido se elige a un secretario general y este propone su equipo, por lo que hay una delegación de confianza. Ese equipo le debe lealtad al secretario general que lo ha elegido. Por lo tanto, ha continuado, "han traicionado la lealtad que deben al secretario general que los propuso, y deben de irse un segundo después que él". Para el alcalde ovetense, se trata de "una traición política" que, además, "pone en evidencia que es una operación planificada".

Ha matizado que hace unos días consideraba que al no haber gobierno en España, el PSOE "tenía que ocuparse del país". "Por eso decía que no era tiempo ni de congresos ni de primarias, sino de resolver el problema del país". Pero, insiste López, las cosas han cambiado "a una velocidad vertiginosa": "la alternativa está muy clara: ante la crisis que tiene el PSOE, que no es coyuntural, sino mucho más profunda, que se ha ido 'larvando' durante más de una década, lo que procede es que se pronuncie la militancia".

Al respecto de la posibilidad de nombrar una gestora, medida apoyada por el secretario de Organización de la Federación Socialista Asturiana, Jesús Gutiérrez, el alcalde entiende que "no cabe dejar en manos de una docena o 20 personas la decisión, sino que cada afiliado debe opinar y decidir cuál es el futuro", en esta "situación grave y profunda".