El Comercio

El Principado ve chantajista vincular la situación nacional a la de Asturias

Javier Fernández, en su primera aparición pública en Asturias tras su nombramiento como presidente de la gestora del PSOE
Javier Fernández, en su primera aparición pública en Asturias tras su nombramiento como presidente de la gestora del PSOE / Mario Rojas
  • El portavoz del Ejecutivo asturiano ha explicado que los escenarios no tienen que ver, ya que en la Junta General existe una mayoría de izquierdas, mientras que en el Congreso de los Diputados "la composición no ofrece la misma suma"

El Gobierno asturiano consideraría un "chantaje" que se vinculase la postura que adopte finalmente la nueva gestora del PSOE para desbloquear la formación de un nuevo Gobierno en España con la situación política en el Principado tras las advertencias realizadas en este sentido por Podemos e IU.

El portavoz del Ejecutivo regional, Guillermo Martínez, se ha expresado así tras la primera reunión del Consejo de Gobierno del Principado después de que su presidente, Javier Fernández, fuese designado para ponerse al frente de la gestora que dirige el PSOE.

"No se podría tolerar que Asturias estuviera subordinada a una táctica nacional de Podemos, tendría todas las trazas de una especie de chantaje: o actúas en el ámbito nacional como a mí me interesa o te desestabilizo y te dejo sin presupuestos", ha apuntado.

Según Martínez, que ha reiterado la vigencia del pacto de investidura suscrito por el PSOE (14 diputados) con IU (5), el Gobierno asturiano mantiene su voluntad de pactar con la coalición y con Podemos (9 escaños) una reforma fiscal que dé pie a un acuerdo que garantice la aprobación de los presupuestos del próximo año.

En este sentido, ha abogado por separar los escenarios nacional y autonómico dado que el Parlamento asturiano tiene una composición "mayoritariamente de izquierdas" al contar PSOE, Podemos e IU con 28 de los 45 diputados, una suma que no se da en el Congreso de los Diputados con lo que la situación es "claramente diferenciada".

Martínez ha reiterado además el criterio de Fernández de que simultanear su cargo como jefe del Ejecutivo con la presidencia de la gestora es "perfectamente compatible" aunque requerirá de "un esfuerzo de agenda" que no generará "interferencias" y que no generará ninguna "variación esencial" en la gestión del Principado.

Respecto a la marcha de las negociaciones abiertas con Podemos para impulsar una reforma fiscal, Martínez ha apuntado que, tras la reunión mantenida ayer, se están "acercando posturas" dado que los planteamientos de la formación morada, aunque no coincidan "plenamente" con los del Gobierno, "van en la misma línea".

Pese a que Podemos desvincula estas conversaciones de un posible acuerdo presupuestario, ha incidido en que la fiscalidad es "una pieza clave" para confección las cuentas públicas de 2017 y superar así la prórroga del ejercicio actual y ha subrayado que el Gobierno está "empeñado" en cerrar un pacto en ambos ámbitos "y que esa mayoría -en la Cámara- sea una mayoría de acción política".

En este sentido, ha recordado que, sin disponer de un presupuesto aprobado, no se podrían aplicar los posibles acuerdos que se alcanzasen con Podemos e IU en materia fiscal.