El Comercio

El impuesto de sucesiones, única condición del PP para pactar el presupuesto

El impuesto de sucesiones, única condición del PP para pactar el presupuesto
  • Mercedes Fernández ha asegurado desconocer las propuestas que el Ejecutivo negocia con Podemos e IU en relación al impuesto de sucesiones

La reforma del impuesto de sucesiones para adecuarlo al que se aplica en otras comunidades autónomas es "la única condición" que plantea el PP para reeditar de cara al próximo año el acuerdo presupuestario alcanzado con el Gobierno regional, según ha afirmado hoy su presidenta, Mercedes Fernández.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Junta General, Fernández ha señalado que su propuesta no está condicionada a la decisión que finalmente tome el PSOE en el Congreso sobre la investidura de Mariano Rajoy dado que los populares asturianos ya pusieron la oferta sobre la mesa hace varios meses.

"Nuestra prueba de algodón está realizada", ha subrayado tras recordar que ya pactaron el presupuesto con el PSOE en un año electoral como 2015 e incidir en que disponer de unas cuentas públicas "no es la panacea, pero aporta estabilidad" y advertir también de que en una hipotética negociación con el Gobierno el PP "no firmaría un contrato de adhesión sin leer la letra pequeña".

Fernández ha asegurado desconocer las propuestas que el Ejecutivo negocia con Podemos e IU en relación al impuesto de sucesiones aunque ha asegurado que se echa "a temblar" al pensar en los planteamientos fiscales de la formación morada en torno a un tributo que genera en Asturias el denominado "error de salto" debido, a su juicio, al "desconocimiento" del Gobierno regional.

La líder del PP ha incidido además en que el Ejecutivo de Javier Fernández, pese a las advertencias de este sobre la "podemización" del PSOE, prefiere negociar con el partido morado que con el principal grupo de oposición en Asturias.

"Cuando se aboga por el bipartidismo, que a mí también me gusta mucho, no hay que hacer políticas de pluripartidismo. Así lo hizo Rajoy con Pedro Sánchez ofreciéndole una gran coalición junto a Ciudadanos, pero el PSOE lo rechazó", ha añadido.