El Comercio

PSOE e IU exploran impuestos a las emisiones de la industria y las torres eléctricas y eólicas

Aunque condicionada por el inestable panorama político nacional, que impide tomar decisiones a la expectativa de saber si habrá investidura de Mariano Rajoy o si se irá a terceras elecciones, la negociación fiscal va dando pasos en Asturias. Como informó ayer este periódico, PSOE y Podemos han acercado posturas sobre la revisión del impuesto de Sucesiones para que las herencias de menos de 200.000 euros no tributen, una cuestión a la que la otra pieza del diálogo, IU, no pondría pegas. Al tiempo, Izquierda Unida y los socialistas están de acuerdo en reactivar los gravámenes a las bolsas de plástico y los residuos urbanos e industriales contenidos en el fallido proyecto presupuestario de 2016, y exploran la viabilidad de crear nuevas figuras 'verdes' sobre las emisiones contaminantes de la industria a la atmósfera y sobre las instalaciones eólicas y eléctricas que ocupan los espacios naturales.

Estos dos últimos impuestos son objeto de diálogo y cruce de información entre ambas fuerzas desde una perspectiva más conciliadora que al inicio de las conversaciones, cuando el PSOE puso muchos reparos a ambas propuestas, capitales para IU. Dado que en el caso de la industria el impuesto sobre emisiones a la atmósfera sería el segundo que tendría que soportar, además del de residuos, una de las posibilidades sería aprobarlo pero con una moratoria para dar un tiempo de adaptación a las empresas. A lo que sí están cerrados en banda los socialistas es a la creación de una tasa sobre la comida 'basura'.