El Comercio

Interpretaciones para un clásico

Interpretaciones para un clásico

  • Las recomendaciones literarias del consejero de Economía y su posible vinculación con la salida de Sánchez suscitan polémica

Las recomendaciones literarias suelen tener siempre una pizca de polémica. Como sobre gustos no hay nada escrito, que diría el refrán, lo que para unos es una obra maestra para otros es insufrible. Y luego hay recomendaciones literarias con una carga de controversia añadida, más allá de la calidad de la obra en sí. Es el caso de las que a través de su página de Facebook lanzó el pasado martes el consejero de Economía del Principado, Francisco Blanco. Nada más y nada menos que 'Julio César', de Shakespeare, que narra el asesinato del político romano a manos de un grupo de conspiradores. La cuestión está en que Blanco planteó esta recomendación apenas unos días después de la defenestración del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, por sus propios compañeros en el comité federal del pasado sábado. Y lo hizo con la portada del citado libro acompañada del mensaje «algo tienen los clásicos».

El texto apareció en su perfil de Facebook a las 22.35 horas del pasado martes. Y en poco tiempo recibió el visto bueno de un buen puñado de seguidores, entre ellos 'sanchistas' como el alcalde de Laviana, Adrián Barbón, o la directora de la Agencia Asturiana de Cooperación, Gimena Llamedo. La historia corrió como la pólvora por la red de redes. Unos minutos después, a las 23.29, colgó una segunda recomendación con dos obras, 'Memorias de un cazador' y 'El gran Gatsby'.

A partir de ahí, múltiples interpretaciones de la historia. Desde quienes ven una conexión directa entre el final de 'Julio César' y el que vivió Pedro Sánchez en el comité federal del pasado sábado, descabalgado del liderazgo del partido por los 'críticos', entre ellos el presidente del Principado y por tanto superior directo de Blanco, Javier Fernández, hasta la valoración del propio consejero. Este periódico se puso en contacto con él para conocer su versión y este explicó que se trata de meras recomendaciones literarias sin trasfondo político alguno.