El Comercio

Sáenz de Santamaría ve el diálogo entre Rajoy y Javier Fernández un «paso positivo» para que haya Gobierno

Soraya Sáenz de Santamaría, durante su comparecencia.
Soraya Sáenz de Santamaría, durante su comparecencia. / AGENCIAS.
  • Dice que ahora hay que dejar al PSOE que tome su decisión y después «en su caso» ya planteará Rajoy lo que crea oportuno

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, considera un "paso positivo" la vía de diálogo abierta entre Mariano Rajoy y el presidente de la gestora del PSOE y presidente del Principado, Javier Fernández, porque el "objetivo clave" es que en España haya ya un Gobierno, una "prioridad" que hay que "colocar por encima de todo". Tras insistir en que no ponen "condiciones" para la investidura, ha asegurado que ahora tienen que dejar a los socialistas que tomen sus decisiones y después ya planteará el PP "en su caso" lo que crea "oportuno".

Así se ha pronunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros tras el nuevo contacto telefónico que mantuvieron este jueves Rajoy y Fernández. Precisamente el jefe del Ejecutivo dijo ayer que no podría "condiciones" a los socialistas porque ir a unas terceras elecciones sería un "gran disparate" mientras que el presidente de la gestora socialista le replicó que su partido no dará estabilidad a un Ejecutivo del PP aunque finalmente se abstenga.

A la espera de lo que decida el PSOE en sus órganos internos -el Comité Federal aún no ha sido convocado para debatir la abstención o el no al PP--, Sáenz de Santamaría ha enmarcado "dentro de la normalidad" el contacto entre Rajoy y Fernández, asegurando en este momento en el que están "todos obligados a colaborar" para lograr un "objetivo clave: que España tenga un Gobierno". "Creo que ésa es la prioridad que tenemos que colocar por encima de todo", ha abundado.

A su entender, es "bueno" que se haya "recuperado esa normalidad institucional del diálogo" y es un "paso positivo". Así, ha afirmado que el hecho de que ambos hablen (la de ayer fue al menos su segunda conversación) "se enmarca en cualquier circunstancia dentro de la normalidad institucional" porque los partidos "tiene que hablar, consensuar y, si no están de acuerdo, manifestarse en este entorno de contactos".

Tras subrayar que "no convienen unas terceras elecciones" y no debería haberlas, Sáenz de Santamaría ha indicado que el PP va a mantener su ofrecimiento al PSOE en los mismos términos que ya realizó Rajoy a partir del 21 de diciembre. Así, ha destacado que el propio jefe del Ejecutivo ha dicho que no ponen condiciones porque lo que quieren es "trabajar para la investidura" y que haya un Gobierno que se dedique a "asentar la recuperación" y "salir definitivamente de la crisis". LOS PLAZOS

Eso sí, ha recordado que el calendario lo conocen "todos" porque el 31 de octubre es la fecha tope porque se disolverían las Cortes y ha añadido que, aunque el PSOE está llamado en los próximos días a "celebrar una serie de reuniones" de carácter interno, "si hay voluntad, todo puede hacerse". "Por nuestra parte hay voluntad de que así sea", ha apostillado.

En este sentido, ha explicado que ahora tienen que dejar al PSOE que "desarrolle sus reuniones y tome las decisiones que estime oportunas". "Y a partir de ahí será cuando al PP y Rajoy podrían en su caso plantear las cuestiones que estime oportunas", ha señalado, al ser preguntada si Rajoy va a exigir un compromiso de gobernabilidad más allá de la mera abstención socialista. A su juicio, ahora hay que ser "prudente" porque "la importancia del fin así lo aconseja". "Vamos a dejar trabajar al PSOE en el ritmo que considere oportuno", ha insistido.

Niega división de opiniones en el PP

Después de que esta semana varios portavoces del PP hayan insistido en que no bastaba una mera abstención y era necesario algo más para hacer viable la legislatura, Sáenz de Santamaría ha señalado que tanto Rajoy como el PP vienen "manteniendo la misma postura" porque "siempre" han defendido un gobierno de coalición y, si no es posible, un acuerdo amplio en varios temas importantes.

Dicho esto, ha resaltado que hay que ser "consciente" de que el resultado de las elecciones del pasado 26 de junio lleva a "una legislatura que tiene que ser de corte colaborativo". Según ha dicho, se trata de "construir para trabajar en beneficio de un país en un momento que es importante para dar el salto definitivo hacia esa recuperación".