El Comercio

Areces pide «una salida positiva para el PSOE como para la gobernabilidad de España»

Vicente Álvarez Areces, durante el debate electoral organizado por EL COMERCIO.
Vicente Álvarez Areces, durante el debate electoral organizado por EL COMERCIO. / DANIEL MORA.
  • Elegido por el partido como portavoz en el Senado, el ex presidente del Principado cree que el PSOE en la cámara respaldará al Comité Federal y dice que él llega para buscar «máxima unidad»

El ex presidente del Gobierno de Asturias y senador Vicente Álvarez Areces se ha mostrado seguro de que el Grupo Socialista del Senado va a tener "una actitud de apoyo" a las decisiones que tome el próximo Comité Federal del PSOE, que tiene que decidir si el partido se abstiene o no ante una segunda votación de investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

Areces ha sido elegido por la Gestora del PSOE para ser el nuevo portavoz del partido en el Senado, un cargo al que llega con la intención de lograr la "máxima unidad" en el grupo con el rumbo que decida seguir el partido.

En este sentido, Areces ha explicado que el relevo se ha hecho "de común acuerdo" con el portavoz saliente,Óscar López, un hombre vinculado al ex secretario general Pedro Sánchez que había puesto su cargo a disposición de la Comisión Gestora que lleva ahora las riendas del partido.

Su nombre lo ratificará el grupo parlamentario del Senado en una próxima reunión, probablemente la semana que viene, y Areces empezará entonces a ejercer el cargo; será por un tiempo indefinido pero "muy ligado" a lo que dure la propia Comisión Gestora que preside el también asturiano Javier Fernández.

Los dos, ha añadido, tienen la tarea de "conseguir el máximo de unidad en torno a las posiciones que se mantengan a partir de ahora", lograr el consenso interno. En el caso del Senado, se ha mostrado seguro de que el Grupo Socialita va mantener la "cooperación" con lo que se decida en el Comité Federal sobre la abstención o no en un nuevo debate de investidura.

"El Comité tomará criterio y dentro de esa decisión, se orientará a los grupos parlamentarios. Sé que la actitud en el Senado va a ser de apoyo a las decisiones que se tomen", ha explicado.

«Que las cortes funcionen con plena normalidad»

Álvarez Areces no ha querido responder si el PSOE debe abstenerse o no porque lo decidirá ese Comité Federal, pero ha pedido "una salida positiva tanto para el propio PSOE como para la gobernabilidad de España" y que cuanto antes Congreso y Senado "funcionen con plena normalidad".

"Que la vida parlamentaria se normalice, que las Cámaras funcionen y que a través del ejercicio de la actividad parlamentaria podamos resolver los acuciantes problemas, que los hay", ha expuesto.

En este trabajo ha insistido en mostrarse seguro de que contará con todo el Grupo Socialista en el Senado. "Haremos un debate de cómo orientar la situación, pero entiendo que va a haber una colaboración interna", ha recalcado, para recordar que la máxima autoridad entre congresos del PSOE es el Comité Federal "y hay que respetar las mayorías que se den".

A su juicio, es posible para el PSOE "cerrar las heridas" abiertas en las últimas semanas mediante un debate "en un clima de serenidad y de respeto" y también con decisiones que lleguen a los ciudadanos. "Nos aislamos de la sociedad y hay que huir del aislamiento", ha defendido.

Sobre por qué ha sido propuesto él para suceder a López, el asturiano ha explicado que tiene una "muy buena relación" con todos los miembros del grupo y que en su larga trayectoria política ha vivido ya "situaciones complicadas" como esta. "Alguien habrá estimado que personas como yo pueden ser útiles en un momento dado".

Senador desde 2011

Vicente Álvarez Areces no formaba parte de la dirección del grupo, muy ligada a Pedro Sánchez y Óscar López. Fuentes parlamentarias socialistas aseguran a Europa Press que el asturiano es un hombre de consenso dentro del grupo, que tiene buenas relaciones con todos los senadores al margen de por quién hayan tomado partido en la guerra interna, y que desde que llegó al Senado en 2011 se ha dedicado a trabajar.

Areces fue alcalde de Gijón de 1987 a 1999, cuando pasó a ser elegido presidente del Gobierno de Asturias hasta el año 2011. Dio el salto después a las Cortes Generales como senador electo por Asturias, cargo en el que continúa desde entonces, siempre muy ligado a los asuntos de educación.

En la legislatura actual, es secretario segundo de la Mesa de la Comisión General de Comunidades Autónomas y de la Comisión de Fomento, además de portavoz en la de Educación y Deporte.