El Comercio

Ramón Argüelles.
Ramón Argüelles. / J. C. ROMÁN

«Uno de los mayores recortes en políticas sociales lo hizo el equipo de Zapatero»

  • «Si la confluencia con Podemos se lleva bien, deberemos seguir por ese camino, pero respetando las características de cada territorio»

  • Ramón Argüelles Alcalde de Lena

Tras nueve años como alcalde de Lena, el asesor fiscal Ramón Argüelles opta ahora a ser el nuevo coordinador regional de Izquierda Unida, en un momento en el que la coalición busca de nuevo su identidad y su definición. Argüelles afirma que le han pedido que sea candidato para liderar IU desde el consenso.

¿Cuáles serán sus prioridades?

Lo primero, dar la posibilidad de participar a todas las sensibilidades de IU. Buscaré un acercamiento a los ayuntamientos. Hay muchos concejales trabajando algo huérfanos del apoyo de IU de Asturias. Acercaré la dirección regional a las sedes locales y les daré más cauces de participación.

¿Cómo será esa participación?

Mediante una interlocución más directa. Visitaré todas las sedes y sentaré las bases para que pueda haber sedes allí donde no las hay. Quiero transmitir unidad y sincronizar las posturas internas de IU.

Eso suena a que quiere recuperar a gente, corrientes y sensibilidades que ahoran está en Podemos.

(Risas). Bueno, la política es confluencia, y estamos cansados de que nos tiremos los trastos a la cabeza entre los que estamos próximos. Quiero abrir las puertas a quienes quieran ayudar. IU tiene un perfil social, y tiene que fijar sus objetivos en la lucha contra el desempleo y en dar más oportunidades a quienes menos tienen. Hay que volver a los cimientos de nuestra coalición.

Por encima de los matices, ¿no debería la izquierda española optar por el pragmatismo que tradicionalmente ha exhibido la derecha y avanzar hacia la unidad?

Claro. Lo ideal y lo preferible es que la izquierda vaya junta. Pero hay que definir lo que es la izquierda y lo que son sus políticas. No se puede olvidar que uno de los mayores recortes a las políticas sociales lo hizo el equipo de José Luis Rodríguez Zapatero, un Gobierno que pactó una reforma de la Constitución en un fin de semana. Prefiero cien veces un gobierno de izquierda, pero no todos los que nos decimos de izquierda compartimos valores realmente de izquierda.

Al menos, IU y Podemos han experimentado con la confluencia. ¿Qué le parece el resultado?

Nosotros solos, con esta ley electoral, no íbamos muy lejos. Con nada menos que un millón de votos apenas teníamos dos diputados, parecíamos testimoniales. Si la confluencia se lleva bien, deberemos seguir por ese camino, pero respetando las características de cada territorio.

En Asturias se visualizan pocos efectos del apoyo que IU le ha dado al PSOE para que pudiera gobernar.

Efectivamente. Si a día de hoy hay un gobierno de izquierdas en Asturias es porque IU lo permitió. Con unos acuerdos concretos, hizo posible que se pudiera investir a un presidente socialista. Y eso me parecería bien si sirviera para trasladar los posicionamientos y postulados políticos de IU a la sociedad, y que se pudieran llevar a cabo. Los socialistas tienen que tener claro que no les dimos un cheque en blanco, y que tienen que cumplir los compromisos.

¿Por qué deberían los afiliados de IU en Asturias votarle a usted como futuro coordinador regional?

Porque quienes estamos en esta candidatura vamos a intentar dar un paso al frente. En una coalición como IU hay siempre muchas opiniones, pero quienes hacen cosas son los que dan un paso al frente, y nosotros lo hacemos con la única idea de ser más fuertes entre todos y de que la voz de todo el mundo se haga oír. Los militantes son soberanos, y yo creo que puedo ofrecer una perspectiva de integración.

¿Hasta qué punto será posible la integración de las corrientes en la futura dirección regional de IU?

En IU siempre nos ha gustado la pluralidad, pero eso también nos pasa factura. La pluralidad es buena en la medida en que sepamos encauzarla. De los cuatro candidatos, tres defendemos el programa federal, lo que ya es importante, y el otro tampoco es que lo desprecie. Lo que nos une a los cuatro es mucho más que lo que nos separa. En el fondo, decimos lo mismo con palabras distintas. Si mi candidatura sirviese para crispar, me bajaría del carro de inmediato.