El Comercio

La AMSO analiza hoy en asamblea la situación del partido

La Agrupación Municipal Socialista de Oviedo celebra esta tarde una asamblea extraordinaria para analizar, debatir y valorar el escenario político nacional y la actual situación del partido. Su líder y alcalde del concejo, Wenceslao López, ya expresó en público sus reticencias a favorecer un gobierno del PP y los afines a Pedro Sánchez dan por hecho que hoy el grueso de sus militantes se decantarán de su lado, pero todo está por ver. Hasta el momento, el rechazo a facilitar la investidura de Mariano Rajoy gana en las organizaciones con más peso y militancia, aunque son más las juntas que respaldan la posición de la Federación Socialista Asturiana y de la propia gestora, que preside Javier Fernández.

La asamblea de Gijón expresó hace una semana su opinión mayoritaria de veto al PP, si bien el criterio personal mostrado por el actual responsable de la agrupación, José María Pérez, es el rechazo a la celebración de otras elecciones. El 'no es no' se impuso también en las agrupaciones de Siero, Langreo, Laviana, San Martín del Rey Aurelio, Aller, El Entrego, Corvera y Castrillón. Un recuento que deja ver, a la espera de lo que ocurra en Mieres, donde su militancia está convocada para mañana martes, que la dirección del PSOE tiene un serio problema en las cuencas, donde el rechazo a Mariano Rajoy es rotundo.

Representantes de las agrupaciones del área central, sin embargo, se mostraron favorables a tolerar con la abstención un ejecutivo encabezado por el presidente en funciones, con Avilés como organización más representativa. De la ronda de reuniones que mantiene la FSA por comarcas con las diferentes agrupaciones, también se ha observado un apoyo a la abstención en el Suroccidente, aunque con reparos. Igualmente, en la comarca del Oriente, los secretarios generales de los diferentes concejos apoyaron la postura de la FSA.

La división entre las agrupaciones socialistas asturianas es evidente y no será fácil para la federación asturiana convencer a la militancia para que acepte el giro que se plantea por parte de la gestora.