El Comercio

Disciplina de voto, multa o expulsión

Los diputados del grupo socialista en el Congreso están obligados a respetar «la unidad de actuación y la disciplina de voto». Las sanciones en caso de vulnerar este apartado del reglamento interno puede ir desde la expulsión del grupo parlamentario al pago de una multa de 600 euros. La misma que tuvo que abonar la exministra Carme Chacón cuando hace tres años decidió ausentarse de una votación sobre el derecho a decidir y la orden del grupo era votar en contra. La expulsión solo cabe cuando el Comité Federal del PSOE considera que la conducta del diputado díscolo es grave.

Pero la disciplina de voto no siempre es obligatoria para los diputados del PSOE. El artículo 33 del reglamento interno señala que el pleno del grupo «podrá excepcionalmente acordar la libertad de voto por razones de conciencia una vez oídas las razones del parlamentario o parlamentarios solicitantes».