El Comercio

Errejón defiende el trabajo en el Congreso frente a la reconquista de la calle

El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, volvió a desligarse ayer de las opiniones del líder del partido, Pablo Iglesias. El número dos siempre ha defendido la acción popular, pero ahora que se ha llegado a las instituciones cree también necesario «dar la batalla» desde dentro de ellas. Y como prueba puso la labor de los ayuntamientos del cambio.

Errejón, el dirigente de Podemos que goza de mayor reconocimiento entre el resto de fuerzas políticas, defendió en tono conciliador que no existe contradicción alguna en llevar a cabo un trabajo «anfibio» que permita «ser tan útil en la calle como en las instituciones». Él mismo se puso como ejemplo al recordar que el domingo en Málaga mantuvo una reunión con camareras de piso y ayer se sentó junto al resto de portavoces del Congreso. También dijo que todo apunta a una legislatura en la que el PP estará en minoría por lo que, sostuvo, se podrán derogar desde el Congreso muchas de sus leyes.