El Comercio

Mayoría pro abstención entre los asturianos del comité federal

  • La posición que promueve Javier Fernández se impone y solo Adrián Barbón, María Fernández y Delia Losa defenderán el 'no'

Los cálculos que se manejan en la gestora que preside Javier Fernández apuntan a una victoria, que algunos ven incluso holgada, de la abstención sobre el 'no es no' en el comité federal que el PSOE celebra este domingo en Madrid. Una posición que facilitaría el desbloqueo del escenario político por la vía de tolerar la investidura de Mariano Rajoy y que será avalada por una mayoría de los asturianos que participarán en la reunión del máximo órgano socialista entre congresos. A estas alturas, y con la lógica prudencia que aconseja un clima tan voluble, solo Adrián Barbón (alcalde de Laviana), María Fernández (secretaria general del partido en Langreo) y Delia Losa, representante de la agrupación de Oviedo y muy vinculada a las cuencas, se desmarcan de la tesis oficial que abandera Fernández.

Las cosas cambian bastante en relación con el bronco comité federal que desembocó en la salida de Pedro Sánchez de la dirección del partido y el aterrizaje de una gestora. Entonces hubo un equilibrio de fuerzas entre los dos sectores asturianos en que se ha fragmentado el partido, con seis representantes en cada orilla. Ahora la suma ya ni siquiera da doce, puesto que la ejecutiva que entonces encabezaba el PSOE ya no existe y, en consecuencia, Adriana Lastra y María Luisa Carcedo no forman parte del comité. Dos bajas, pues, entre los 'sanchistas' del Principado que propugnan el 'no'. Quienes abanderan la abstención salen ganando, además, porque se incorpora a este órgano Vicente Álvarez Areces en su calidad de portavoz en el Senado. Areces siempre ha defendido que es necesario evitar a toda costa unas terceras elecciones.

El domingo habrá, pues, once asturianos en el comité federal socialista. A los cambios antes comentados hay que añadir, además, otras novedades. En la anterior reunión la alcaldesa de El Franco, Cecilia Pérez, se posicionó en contra del movimiento auspiciado por los 'barones' para derrocar a Pedro Sánchez. En este nuevo debate, sin embargo, todo apunta a que se decantará a favor de la abstención y del rechazo a la posibilidad de unas terceras elecciones.

Así, pues, la representación asturiana en el comité federal se mostrará en dos bloques aparentemente descompensados. En favor de la abstención estarán el presidente del Principado y de la gestora, Javier Fernández; el portavoz en el Senado, Vicente Álvarez Areces; la diputada regional Dolores Álvarez Campillo; Eduardo Donaire, ex líder de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT; Santiago Martínez Argüelles, ex portavoz municipal en Gijón; Monserrat Álvarez Areces, secretaria general del PSOE de Lena, y Cecilia Pérez, alcaldesa de El Franco. El rechazo a facilitar la investidura de Rajoy y permitir un gobierno del PP estará abanderado por Adrián Barbón, María Fernández y Delia Losa.

Queda por determinar la postura del último asturiano en liza, Nino Torre, que además de diputado en la Junta General del Principado es secretario general de Juventudes Socialistas. Su posición dependerá de la decisión que se adopte en la reunión que la organización celebrará mañana, en las vísperas del comité federal.

Por federaciones

El debate que se vive en el seno del socialismo asturiano se extiende al conjunto del partido, en una pugna entre dos posiciones antitéticas en la que, aparentemente, ganan los partidarios de la abstención. Contar votos por federaciones puede ser engañoso, aunque muchos consideran significativo el hecho de que la más potente, la andaluza, se haya pronunciado ya en público en favor de esa posición, sumándose a Asturias, Extremadura o Castilla-La Mancha.

En paralelo a este proceso, continúa el carrusel de asambleas en las agrupaciones del PSOE asturiano para debatir el momento político. En la celebrada en Valdés, por ejemplo, se impuso el 'no' frente a la abstención. No hubo una votación como tal aunque, según las fuentes consultadas, el apoyo a la primera postura se movió entre el 60% y el 80% de los participantes. En Cudillero, por contra, ganó la abstención en una votación ajustada por 26 votos a 21. En el resto de organizaciones se está pendiente de celebrar estas reuniones con excepción de Coaña, donde el respaldo al 'no' fue prácticamente unánime.