El Comercio

La defensa propone a otro neurólogo para la nueva exploración médica

Alfredo Robles Bayón, ayer, a la entrada del juzgado.
Alfredo Robles Bayón, ayer, a la entrada del juzgado. / PABLO LORENZANA
  • La prueba pericial solicitada por la acusación, a cargo del experto en demencias Alfredo Robles Bayón, será inminente

La defensa de José Ángel Fernández Villa no acaba de encajar que su cliente tenga que someterse a una exploración neurológica por parte del experto en demencias Alfredo Robles Bayón, como prueba pericial en la instrucción de la querella interpuesta por el SOMA-Fitag-UGT. La abogada Ana García Boto, que ha recurrido a todas las instancias sin éxito la ejecución de este examen médico, al considerarlo innecesario y no procedente, propone ahora el nombre de un segundo perito neurológico para que participe en la exploración médica prevista. La letrada solicitó por escrito con fecha del pasado jueves 20 de octubre al Juzgado de Instrucción número 2 de Oviedo que se designe para esta prueba al doctor ovetense Bernardino Blázquez Menes como «perito de la defensa», aunque la magistrada aún no ha resuelto nada al respecto.

La petición de la defensa coincide con la aceptación del cargo de perito para realizar este reconocimiento médico por parte de Alfredo Robles Bayón, el neurólogo sugerido por la acusación, cuyos intereses defiende el bufete Ontier, atendiendo a su especialización en materia de demencias y a que se trata de un doctor procedente de fuera de la región y por lo tanto «más independiente».

Robles, que ejerce su profesión en Galicia, fue citado ayer por la titular del juzgado, Simonet Quelle, quien le autorizó a consultar todo el historial del acusado, incluidas las pruebas aportadas por el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y el informe de seguimiento de consulta externa facilitado por el neurólogo Pascual Gómez durante su declaración. Se espera que la exploración médica se realice de forma inminente.