El Comercio

«No sería bueno que hubiera unos presupuestos pactados con los radicales de izquierda»

Mercedes Fernández.

Mercedes Fernández. / Pablo Lorenzana

  • Mercedes Fernández califica de «caducos y trasnochados» los planteamientos de IU e insiste en que las cuentas regionales para el año que viene se acuerden entre los «dos principales partidos de Asturias»

La presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, ha subrayado hoy que no sería bueno para Asturias que los presupuestos regionales de 2017 sean consensuados con los "radicales de izquierda", ni siquiera con el grupo de Llamazares, con planteamientos "caducos y trasnochados".

En declaraciones realizadas a los periodistas en Laviana, donde ha mantenido un encuentro con la junta local del partido, Fernández ha vuelto a insistir, como en "innumerables ocasiones", en que las cuentas regionales para el año que viene se acuerden entre los "dos principales partidos de Asturias" (PSOE y PP). "En Asturias necesitamos el instrumento presupuestario, que no es una panacea que arregle todo pero si es un buen instrumento de diálogo entre los dos principales partidos en Asturias", ha recalcado.

En vez de un pacto presupuestario con los radicales de izquierda, "que quieren anclar a Asturias en la parálisis", e IU, la región necesita apostar por el futuro a través de la innovación y las nuevas tecnologías.

No obstante, ha vuelto a insistir, que el apoyo del PP se realizará con la configuración de un nuevo modelo fiscal en el que se elimine el impuesto de sucesiones, que en Asturias ve "confiscatorio". "Intentamos sacar del jeroglífico que se ha metido al presidente del Principado, Javier Fernández, con este impuesto", ha subrayado la presidenta del PP regional, que ha lamentado "la marcha de gente de Asturias" por culpa de esta tasa "injusta".

En relación a los acuerdos presupuestarios, Fernández ha señalado la necesidad de un Gobierno estable en la figura del Mariano Rajoy para que elabore unas cuentas necesarias para hacer crecer la economía y el empleo.

A su juicio, Asturias necesita un Gobierno "en plena facultades que lidere" la creación de empleo que necesitan los jóvenes para no tener que salir de la región, lo que permitirá asegurar la población y el futuro de las pensiones.