El Comercio

«No se trata del PSOE sino de desbloquear el país»

El PSOE se esmera en contrarrestar la idea de que su abstención en la investidura le anula por completo como primera fuerza de la oposición. Su intención es someter al líder del PP a un intenso marcaje e impulsar la modificación de algunas de sus principales leyes. Como aperitivo, su portavoz parlamentario, Antonio Hernando, tiene previsto ofrecer hoy un discurso duro y cítico. La pauta la dio ya ayer la portavoz adjunta, Isabel Rodríguez. «Por nosotros, estaríamos votando no a Rajoy eternamente. Pero no se trata de nosotros ni del PSOE, sino del país. Y el país necesita desbloquearse».

Fuentes parlamentarias aseguran que la actual dirección del PSOE, y también el propio Hernando -que ha pasado de defender el 'no' a Rajoy, como uno de los puntales de la ejecutiva de Pedro Sánchez, a asumir la abstención promovida por Susana Díaz, Javier Fernández y el grueso de los barones con responsabilidad institucional- es consciente del «complicadísimo momento» que atraviesa su partido y de la «dificultad» que entraña la decisión adoptada por su comité federal. Pero insisten en apelar a la responsabilidad y el «interés de los españoles». Rodríguez defendió, de hecho, que esos dos valores han sido siempre señas de identidad del PSOE frente a una «derecha» que solo mira por sí misma y que se ha demostrado «incompetente» para solucionar los problema del país.