El Comercio

El PSOE abre un expediente a los quince diputados que votaron 'no' a Mariano Rajoy

La diputada Margarita Robles durante la votación de investidura de Rajoy.
La diputada Margarita Robles durante la votación de investidura de Rajoy. / Efe
  • El reglamento interno establece una cuantía de entre 200 y 600 euros y no hace referencia alguna a la posibilidad de que sean expulsados del grupo parlamentario

El grupo socialista del Congreso ha iniciado hoy el procedimiento contra los quince diputados que no respetaron la disciplina de voto en la investidura de Mariano Rajoy y que prevé que solo haya una sanción económica que oscilaría entre los 200 y 600 euros.

Ha sido el responsable de disciplina del grupo socialista de la Cámara Baja, Luis Carlos Sahuquillo, quien ha comunicado hoy el inicio del procedimiento a los quince diputados que votaron de forma distinta a la decisión del Comité Federal en torno a la investidura de Rajoy, han informado fuentes del partido.

Sahuquillo ha enviado una carta a cada uno de esos parlamentarios en la que les recuerda que el pasado 23 de octubre el Comité Federal socialista aprobó una resolución en la que se fijó la posición política ante esa investidura, que consistió en una abstención. Añade que en la sesión plenaria del pasado sábado, 29 de octubre, cada uno de los destinatarios de esa carta votó en sentido distinto a lo acordado.

"Por ello te comunico el inicio del procedimiento recogido en el capítulo IV de nuestro Reglamento Interno, indicándote que tienes siete días desde la presente notificación para exponer las alegaciones que estimes oportunas", concluye la misiva enviada a los diputados.

Las fuentes del partido han recordado que, según el reglamento interno, la sanción oscila entre los 200 y 600 euros, y no hace referencia alguna a la posibilidad de que fueran expulsados del grupo parlamentario. Subrayan en ese sentido que se trata del procedimiento habitual que se sigue en el grupo siempre que hay un voto distinto por parte de algún diputado al fijado por la dirección del mismo.

De los quince díscolos a los que se les ha mandado la comunicación, siete son los representantes del PSC: Meritxell Batet, Manuel Cruz, Lídia Guinart, José Zaragoza, Mercé Perea, Marc Lamuà y Joan Ruiz.

El resto son la jueza Margarita Robles y la excomandante Zaida Cantera (independientes por Madrid), los dos diputados por Baleares Sofía Hernanz y Pere Joan Pons; el vasco Odón Elorza, la aragonesa Susana Sumelzo, la gallega Rocío de Frutos y la castellanoleonesa María Luz Martínez Seijo.

Tras recibir la carta del responsable de disciplina del grupo socialista, Odón Elorza ha realizado un comentario en su cuenta de Twitter en el que informa de la advertencia del expediente disciplinario y augura: "Y habrá más. Pagaremos los platos rotos por otr@s".

También en su cuenta en esta red social, Zaida Cantera ha escrito: "Recibido el inicio del procedimiento de expediente disciplinario. Sin miedo y con la conciencia tranquila".