El Comercio

Adriana Lastra, de camino a la sede del PSOE en la calle Ferraz con motivo del Comité Federal celebrado el pasado 1 de octubre.
Adriana Lastra, de camino a la sede del PSOE en la calle Ferraz con motivo del Comité Federal celebrado el pasado 1 de octubre. / EFE

Ripa acusa a Adriana Lastra de «falta de coraje» por su abstención «por imperativo»

  • La diputada replica que fue Podemos el que demostró cobardía cuando «unió sus votos al PP contra Sánchez» e impidió que hubiera un presidente socialista

Fue cuestión de horas que lo ocurrido el pasado sábado en el Congreso desencadenara una batería de reproches en el escenario político asturiano. El primero en tirar la piedra fue el secretario general de Podemos Asturias, Daniel Ripa, quien acusó a los diputados socialistas Adriana Lastra y a Antonio Trevín de incumplir con su abstención a la investidura de Mariano Rajoy sus propios compromisos electorales.

Pero especialmente crítico fue el líder de la formación morada con Lastra, quien ha defendido el 'no' al PP hasta el último momento, abanderando incluso la corriente 'sanchista' asturiana y enfrentándose directamente con la postura de la gestora, dirigida por Javier Fernández. A ella la acusó de «falta de coraje» por utilizar la fórmula de «por imperativo» en su abstención, en lugar de romper la disciplina de voto como lo hicieron quince de sus compañeros.

La parlamentaria nacional no tardó en responder y recordó a Daniel Ripa que fue el voto negativo de la formación morada en el pleno de investidura de Pedro Sánchez el que bloqueó un gobierno de izquierdas. «Falta de coraje la que tuvo Podemos cuando unió sus votos al PP contra Pedro Sánchez impidiendo que hubiese presidente socialista», espetó Lastra quien, por otro lado, y en línea con la petición de Pedro Sánchez, insistió ayer en la urgencia de celebrar un congreso al entender que el mandato de la gestora «ha finalizado».

Mientras tanto, la presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández, celebró el «fin del bloqueo» político con la investidura de Rajoy y puso el acento en la creación de empleo y en la sostenibilidad de las pensiones como las prioridades que afrontará el nuevo Gobierno.

Por su parte, el que fuera secretario general de Juventudes Socialistas de Castrillón entre 2008 y 2014 y secretario de Política Social en la ejecutiva regional de Juventudes Socialistas de Asturias (JSA), David Osorio, presentó el sábado su renuncia a su puesto en la mesa del comité autonómico de la JSA. Lo hizo, explicó, por disconformidad con la postura adoptada por la gestora del PSOE en la investidura de Mariano Rajoy. «No es de recibo que en un asunto tan importante no hayan dejado a los militantes tomar la palabra y el voto para dar nuestra opinión», recriminó.