El Comercio

Recelos entre los agentes sociales por separar Industria y Energía

  • «Me sorprende la división de estas dos áreas que, en Asturias, están muy ligadas», advierte el consejero de Empleo, Francisco Blanco

La decisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de separar las carteras de Energía e Industria, y sumar esta última al departamento de Economía, con Luis de Guindos a la cabeza, ha generado mucha incertidumbre entre los agentes sociales asturianos. Tanto empresarios como sindicatos mostraron sus recelos sobre la nueva composición y sus dudas sobre el resultado de la misma. Incluso el propio consejero de Empleo, Industria y Turismo, Francisco Blanco, reconoció «sorprenderle» este desdoblamiento de áreas que, advirtió, en Asturias «están muy ligadas». Blanco dijo desconocer la «experiencia que Luis de Guindos puede tener en materia de Industria», e hizo referencia al «perfil político» del nuevo responsable de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, hasta ahora responsable de la Oficina Económica de La Moncloa.

El secretario general de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), Alberto González, calificó de «llamativa» la segmentación de estos dos departamentos, máxime cuando la viabilidad de muchas de las industrias asentadas en nuestra región requieren de un «modelo energético más sostenible y competitivo». «Sus razones tendrá para desligar Industria y Energía, pero es algo que nos sorprende mucho», reconoció González. Por lo demás, desde Fade entienden que Rajoy ha apostado «por la continuidad, manteniendo en los ministerios más fuertes a gente de su máxima confianza, aunque haya un baile de nombres». Lamentó el representante de la patronal, por otro lado, que Mariano Rajoy no optase por ningún ministro asturiano, «que siempre es bueno para la región».

Ministra de Empleo

Para UGT también resulta «chocante» que el presidente del Gobierno haya separado estas dos materias. «El desdoblamiento de Industria y Energía no sé a qué responde. No sé si es para hacer más compleja aún la interlocución», reprochó el secretario general del sindicato, Javier Fernández Lanero, quien también fue muy crítico con la continuidad de Fátima Báñez, responsable de la puesta en marcha de la polémica reforma laboral, al frente del Ministerio de Empleo. En todo caso, desde UGT restan importancia a la nueva composición del Gobierno de Mariano Rajoy. «Lo que nos preocupa no son los nombres, son las políticas. Las personas pueden cambiar, pueden tener más o menos talante, puede cambiar la forma de relacionarse, pero al final quien establece las directrices es el presidente, y ése no ha cambiado», lamentó. Lanero admitió que no alberga ningún tipo de confianza en que el nuevo Gobierno tenga intención de cambiar sus políticas, «mi única esperanza es que la oposición pueda impedirlo», añadió. Es fundamental para Asturias, completó, un cambio en la tarifa eléctrica, una apuesta decidida por el sector minero y una mayor presencia en la UE.

En la misma línea, el secretario general de CC OO, Antonio Pino, manifestó que lo que hace falta en Asturias es un Gobierno «que desbloquee la tarifa eléctrica, despeje el presente y el futuro del carbón y culmine las infraestructuras pendientes». «Hace falta un Gobierno que apueste por las personas y no por los intereses de unos pocos que ya tienen mucho», concluyó.