El Comercio

Los empresarios asturianos relativizan la victoria de Trump

Pedro Luis Fernández.
Pedro Luis Fernández. / Álex Piña.
  • «Es muy posible que tuvieran mejor información que nosotros los europeos desde aquí», considera Pedro Luis Fernández, que confía en la competitividad de los negocios de la región y sugiere dar tiempo para ver cómo se organiza la nueva administración

El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Pedro Luis Fernández, y la directora del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (Idepa), Eva Pando, han coincidido este miércoles en relativizar las consecuencias de la victoria de Donald Trump y confían en la competitividad de las empresas asturianas para mantener y ampliar su presencia en el mercado americano. Así lo han indicado en declaraciones a los medios antes de participar en la inauguración del IV Foro de Competitividad: 'Los caminos de la competitividad', organizado por APD.

El presidente de FADE ha señalado que en estos momentos no se puede evaluar todavía qué repercusión tiene la elección de Trump. "El tiempo nos lo dirá, pero lo han elegido los americanos y es muy posible que tuvieran mejor información que nosotros los europeos desde aquí", ha comentado. "A lo mejor hoy estamos todos sorprendidos porque no teníamos tan buena información como los americanos. No creo que un país como Estados Unidos de América se pegue un tiro en el pie. Será que los americanos saben bien lo que hacen, estoy seguro", ha añadido.

Igualmente, el presidente de la patronal asturiana ha apuntado la existencia de "algo de pose" en la reacción de los mercados financieros: "Es parte del juego, siempre hay algo de pose sobre estas cosas. Ya veremos como las cosas se vuelven a estabilizar y tampoco hay que rasgarse las vestiduras". "Los americanos seguirán trabajando y haciendo las cosas bien, que son un país de emprendedores y de grandes compañías y de grandes empresarios", ha aseverado.

Por su parte, Eva Pando se ha mostrado coincidente: "El presidente de los empresarios lo ha dicho muy bien. Hay que esperar, hay que analizar. Las empresas asturianas están vendiendo en Estados Unidos porque son competitivas, porque tienen buenos productos y porque lo hacen en el precio adecuado para poder competir allá. Y creo que es difícil dejar eso a un lado". De este modo, la directora del Idepa entiende que "hay que ser optimistas y seguramente que esos cambios no serán tan importantes como ahora prevemos". "Hay que esperar a que las cosas reposen y veremos cómo nos afecta, pero seguro que las empresas asturianas seguirán siendo competitivas", ha zanjado.