El Comercio

La Audiencia confirma la ampliación de la querella contra Villa y Castillejo

  • Desestima los recursos interpuestos por ambos acusados y ratifica la decisión de la jueza de prolongar el plazo de la instrucción previa por la complejidad de la causa

Nuevo varapalo jurídico para el ex secretario general del SOMA, José Ángel Fernández Villa, y el ex secretario del Instituto para la Formación, la Investigación, la Documentación y los Estudios Sociales (Infide), Pedro Castillejo. Ambos, investigados por la querella interpuesta por el sindicato SOMA-Fitag-UGT por un presunto delito de apropiación indebida.

La Audiencia Provincial desestimó los recursos presentados por sus defensas, Ana García Boto y Alfredo García López, respectivamente, contra la ampliación de la querella presentada por el sindicato minero y la declaración de causa compleja. De esta manera, se confirman sendas resoluciones por parte del Juzgado de Instrucción número 2 de Oviedo. Por un lado, la que eleva la reclamación del sindicato hasta los 430.552 euros para el exlíder sindical y hasta los 114.349 euros para quien fuera máximo responsable del Infide y, por otro, la que permite ampliar en el tiempo la investigación al considerar compleja la causa.

La sección tercera de la Audiencia Provincial considera «inadmisibles» los recursos presentados y niega que, como argumentan ambos abogados, la titular del juzgado que instruye el caso hubiera adoptado ambas decisiones fuera del plazo establecido.

Delito de desobediencia

Superado este trámite, la instrucción continúa según lo previsto y con la dificultad añadida de determinar si el principal acusado, el ex dirigente sindical, dispone o no de capacidad para ser oído ante un juez y, por lo tanto, puede o no ser procesado con todas las garantías. La defensa viene manteniendo desde el inicio de la instrucción que su cliente carece de capacidad física y psíquica para prestar declaración, pero existen testimonios contradictorios sobre el alcance de su demencia y la propia magistrada ha mostrado serias dudas al respecto. Hoy mismo está previsto que se celebre en el domicilio del acusado una exploración neurológica por parte del doctor Alfredo Robles, después de que Villa no compareciera el pasado 4 de noviembre en sede judicial para someterse a este mismo examen. La magistrada Simonet Quelle considera injustificado aquel plantón, pese al recurso presentado por su defensa, y advierte de que en caso de nueva incomparecencia sería acusado de desobediencia. La jueza también ha pedido expresamente a la esposa del acusado y a su abogada que no traten de «dificultar u obstaculizar» la práctica pericial, puesto que ellas también podrían incurrir en un delito de desobediencia y de obstrucción a la justicia.