El Comercio

Detenido un hombre en Sevilla por pornografía infantil tras una denuncia en Burgos

  • Los investigadores han identificado hasta ahora a veintiséis víctimas menores de edad con los que el detenido contactaba a través de la red social Tuenti

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en Sevilla a un hombre de 26 años por extorsión, tenencia y distribución de pornografía infantil ante menores de diferentes provincias de España, tras una investigación que se originó por una denuncia en Burgos, ha informado hoy la Subdelegación del Gobierno.

Los investigadores han identificado hasta ahora a veintiséis víctimas menores de edad con los que el detenido contactaba a través de la red social Tuenti, en donde se hacía pasar por un joven de 19 años para ganarse su confianza y conseguir que le mandasen imágenes íntimas de carácter sexual.

Una vez conseguida la primera fotografía comprometida de las menores, las chantajeaba con difundirla en las redes sociales y entre sus amistades si no le enviaban más.

La investigación se inició en mayo del año pasado, cuando una menor acudió, junto con su madre, a la comisaría de Policía de Burgos, donde relató que un joven había contactado con ella a través de Tuenti, desde donde la amenazó.

Fruto de las investigaciones, los agentes lograron identificar al autor de los hechos, residente en Sevilla, y se pudo verificar que había realizado acciones similares con otras veinticinco menores residentes en diferentes provincias, por lo que se coordinó la investigación con cada una de las comisarías correspondientes para que las menores perjudicadas interpusieran las denuncias.

Una vez obtenidas las evidencias tecnológicas que acreditaron la identidad del autor y la participación en los hechos, el investigado ha sido detenido y puesto a disposición judicial.

En el registro de su domicilio se ha intervenido material informático y teléfonos móviles, cuyo análisis permitirá con precisión ver el alcance de sus actividades y, en su caso, la existencia de otras víctimas menores de edad.

La investigación ha sido desarrollada por agentes de Policía Nacional del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Comisaría Provincial de Burgos y del Grupo 9º de Delitos Tecnológicos de la Jefatura Superior de Andalucía Occidental.