El Comercio

El grupo socialista decide el castigo para los diputados rebeldes

La dirección del grupo socialista en el Congreso aprobará esta semana las sanciones a los 15 diputados que votaron en contra de la investidura del líder del PP, Mariano Rajoy. Entre los castigados estarán los siete diputados del PSC. La multa económica está asegurada, y será la máxima de 600 euros, pero puede haber más sanciones. El portavoz de la gestora, Mario Jiménez, anticipó que el castigo no solo se limitará al bolsillo. Los díscolos pueden ser apartados de las responsabilidades parlamentarias que tienen tanto dentro del grupo como en las comisiones de la Cámara baja. La catalana Meritxel Batet y la balear Sofía Hernanz podrían dejar de ser secretarias generales adjuntas del grupo parlamentario así como portavoz adjunta y portavoz sustituta de la dirección.

Pero el caso que puede tener más recorrido político es el de la magistrada del Supremo Margarita Robles, presidenta de la comisión de Justicia. Ella es independiente, pero está sujeta a la disciplina del grupo parlamentario.