El Comercio

El PSOE ve margen «político y temporal» para acordar un presupuesto de izquierdas

Fernando Lastra.

Fernando Lastra. / EFE

  • Fernando Lastra descarta abrir el dialogo con la derecha porque lo que quiere es «eliminar impuestos, no reformarlos»

El PSOE considera que hay "margen político, temporal y de capacidad de entendimiento" para consensuar los presupuestos de 2017 con IU, que ya ha advertido que serán exigentes a la hora de acordar unas cuentas "expansivas y de cambio", y con Podemos, que quiere una propuesta por escrito para empezar a negociar.

La negociación presupuestaria se iniciará esta semana con IU y Podemos, por separado, aunque las fechas no están cerradas aún, según ha señalado el portavoz socialista en la Junta General del Principado, Fernando Lastra, que ha descartado abrir el dialogo con la derecha porque lo que quiere es "eliminar impuestos, no reformarlos".

Lastra ha afirmado que no tiene por qué ser pesimista ya que en el pasado debate de orientación política no escuchó a nadie mantener una posición contraria a la necesidad de que Asturias cuente con presupuestos, si bien ha incidido en que también tiene que ser realista y reconocer que hay propuestas que no van en la línea de que haya un acuerdo presupuestario.

Tras admitir que hubiese sido bueno que Podemos hubiese aceptado una negociación a tres bandas, Lastra ha advertido de que los socialistas no van a consentir que se separe la negociación fiscal de la presupuestaria o que ésta se aborde como la suma de distintas propuestas individuales.

"Creo que hay voluntad de dotar a Asturias de un presupuesto", ha añadido el portavoz socialista que ha asumido, en referencia al PP, que quien propone la supresión de tributos está fuera de esta iniciativa, aunque también ha destacado que serán bienvenidos si al final están en sintonía con la reforma que se plantee.

Desde IU, su portavoz, Gaspar Llamazares, ha dejado claro que a partir de esta semana la coalición va a mantener una "actitud exigente, pero también constructiva" con el Gobierno asturiano, con el que espera poder llegar a acuerdos que favorezcan para el próximo año un "presupuesto expansivo y de cambio".

En esa línea, ya ha adelantado que van a exigir una reforma que garantice "más justicia fiscal", un plan de lucha contra el fraude, impuestos ambientales, y la supresión del error de salto en el impuesto de sucesiones.

Esas reformas no deben suponer, en ningún caso, una reducción de ingresos, ha señalado Llamazares, que ha planteado también la necesidad de exigir al Estado que mantenga las transferencias a la comunidad y de que el presupuesto sea expansivo en cuanto a gasto permanente e inversión.

En este capítulo, IU defenderá, por ejemplo, un plan de salud mental, extender la red educativa de cero a tres, establecer el contrato programa con la Universidad o dotar adecuadamente al salario social y al plan de rescate de los más desfavorecidos.

El portavoz de Podemos, Emilio León, ha admitido que desde su formación están "abiertos a dialogar sobre presupuestos, pero sobre la base de una propuesta por escrito en firme". No obstante, ha advertido de que el Gobierno debe "cambiar de actitud y ser más sincero en cuanto a la voluntad de acuerdo" y modificar también sus propuestas de contenido.

Tras acusar al Ejecutivo de Javier Fernández de haber dado un portazo a la negociación que habían establecido en materia de fiscalidad, ha incidido en que desde Podemos no quieren perder el tiempo y que por eso quieren las bases de la negociación estén por escrito. "Vamos a estudiarlo con seriedad", ha afirmado León, que al ser preguntado sobre si están dispuestos a negociar en la misma mesa con PSOE e IU ha dicho que desde Podemos lo que van a hacer es abrir los contenidos concretos del presupuesto a toda la ciudadanía.

También ha acusado al presidente asturiano de estar más pendiente y de dedicar más tiempo a la gestora socialista y a asuntos internos de partido que a defender los intereses del Principado.

El portavoz de Ciudadanos, Nicanor García, ha reclamado al Ejecutivo regional que les haga llegar cuanto antes su proyecto presupuestario para luego poder sentarse a negociar y ver si pueden llegar a acuerdos.

En su opinión, hay que evitar situaciones como las del año pasado, cuando el proyecto presupuestario se presentó a última hora y provocó la presentación de enmiendas de totalidad que llevaron al Ejecutivo, finalmente, a no defenderlo ante el Parlamento.

Para la presidenta de Foro, Cristina Coto, la negociación presupuestaria se ha abierto "muy tardíamente" porque el Gobierno "no tienen mayor interés en contar con un presupuesto" ya que, en su opinión, puede recurrir a la deuda y de esa forma, gastar con más libertad y emplear esos recursos "en lo que le dé la gana". "No tiene interés en aprobarlo y quiere dilatar al máximo ese posible diálogo con un llamamiento que habría que ver si es real o ficticio", ha añadido.