El Comercio

El Gobierno, dispuesto a dialogar sobre la jornada de 35 horas

  • Si bien ha advertido de que hay una normativa nacional que cumplir y que es preciso mantener un "equilibrio razonable entre diferentes derechos y necesidades"

El Gobierno asturiano está dispuesto a dialogar sobre la posibilidad de reducir la jornada laboral de sus trabajadores a las 35 horas semanales, si bien ha advertido de que hay una normativa nacional que cumplir y que es preciso mantener un "equilibrio razonable entre diferentes derechos y necesidades".

Martínez ha hecho estas declaraciones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno a raíz de que el Parlamento andaluz haya convalidado con los votos de PSOE, Podemos e IU un decreto ley aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta por el que más de 270.000 empleados públicos recuperarán a partir del próximo 16 de enero la jornada laboral de 35 horas semanales.

El portavoz del Gobierno asturiano ha asegurado que el Ejecutivo regional "ha demostrado su compromiso con los empleados públicos" con el abono de la paga adeudad y medidas a favor de sus derechos que han supuesto un coste de 82 millones de euros para las arcas del Principado.

"Es una cantidad importante en tiempo de muchas necesidades y presupuestos restrictivos" ha añadido el consejero de Presidencia, que ha advertido de que en este campo el Gobierno "se ha comprometido siempre a dar pasos reales y consolidables".

Asimismo ha recordado que la jornada actual de 37,5 semanas para los empleados públicos es una normativa básica estatal de obligado cumplimiento y que ha llevado ya a que el pasado 30 de septiembre el Constitucional se pronunciase en contra de la jornada de 35 horas que estableció el Gobierno de Castilla La Mancha.

"Asturias está dispuesta a mantener el diálogo sobre esta cuestión, pero sin olvidar que hay que mantener un equilibrio razonable entre diferentes derechos y necesidades", ha concluido.