El Comercio

PSOE y PP unen sus votos para elegir al representante de la Junta en Cajastur

Mercedes Fernández, durante la votación.
Mercedes Fernández, durante la votación. / ÁLEX PIÑA
  • El catedrático de Derecho del Trabajo Jaime Montalvo se impuso al sindicalista Clemente Rodríguez, propuesto por Podemos

Jaime Montalvo será el nuevo representante de la Junta General en el Patronato de la Fundación Bancaria Caja de Ahorros de Asturias (Cajastur), en sustitución de Manuel Menéndez, quien tuvo que renunciar al puesto por incompatibilidad con su cargo de consejero delegado en Liberbank. El catedrático de Derecho del Trabajo, expresidente del Consejo Económico y Social (CES) y vocal de la Fundación Hidrocantábrico-EDP fue elegido ayer por la Cámara asturiana con los votos del grupo socialista, que le había propuesto para ocupar este puesto, y los del PP. Montalvo se impuso de este modo al otro candidato, el sindicalista y prejubilado de la caja Clemente Rodríguez, que únicamente contó con el respaldo de los nueve diputados de Podemos, que previamente le habían presentado para cubrir el puesto.

El resto de las formaciones (IU, Foro y Ciudadanos) votaron en blanco y manifestaron su desacuerdo por las «formas excluyentes» con las que se llevó a cabo este nombramiento, sin tratar de buscar un candidato de consenso. De hecho, conocedores de estos recelos, Podemos propuso antes de la votación retirar el punto del orden del día para tratar de negociar un nombre, pero PSOE y PP se negaron.

Una vez conocido el resultado de la votación, el hemiciclo fue testigo de un cruce de acusaciones. El portavoz del PSOE, Fernando Lastra, pidió a Podemos que se dejara de «postureos» y le recriminó su «debate ramplón» en torno a los candidatos, instándole a realizar una comparación en virtud de los criterios de idoneidad, honorabilidad y experiencia. «Podemos dedicar un tiempo a saber qué significa para cada uno de nosotros honorabilidad y honestidad», apostilló tras la polémica generada al hacerse pública la decisión de Clemente Rodríguez de quedarse con dietas de Cajastur siendo sindicalista de CC OO cuando, según los estatutos de la central, debería haberlas entregado.

Mercedes Fernández, del PP, defendió la «idoneidad» de Montalvo para ocupar el cargo por su experiencia y su «integridad moral». «No es de Asturias, pero su trayectoria personal es reconocida tanto en Asturias como en España. A ver si no somos aldeanos», replicó a Podemos que, previamente, había criticado su vinculación con diferentes consejos de administración y el hecho de que llevara «35 años sin pisar la región». «Nosotros queríamos a una persona íntegra, como Clemente, que ha sufrido en sus propias carnes los ajustes y los recortes de la caja», declaró Emilio León.

Gaspar Llamazares, de IU, describió lo ocurrido como un «pulso político lleno de lodo y fango» y criticó que no se hubiera tratado de buscar un candidato de consenso. También lo hizo Pedro Leal, de Foro, que reprochó que «las fuerzas que contribuyeron al expolio de la caja se hubieran unido, por si acaso», para impedir la elección de una persona «que defienda los intereses de los asturianos». Armando Fernández, de Ciudadanos, también se mostró «decepcionado» por el «pacto bajo la mesa» de socialistas y populares para continuar, dijo, controlando Cajastur.