El Comercio

El Gobierno pide autorización a la Junta para destinar 64 millones extra a la sanidad

Dolores Carcedo, ayer, en la presentación del proyecto.
Dolores Carcedo, ayer, en la presentación del proyecto. / ÁLEX PIÑA
  • Aprueba un proyecto de ley para endeudarse por esa cantidad y exprimir el mayor margen de déficit que autoriza Hacienda

El Consejo de Gobierno aprobó ayer, en una reunión extraordinaria, un proyecto de ley para movilizar 64,2 millones de euros a cuenta del mayor margen de déficit para este año que se destinarán de forma íntegra a la sanidad. El texto fue remitido por la tarde a la Junta General del Principado, que debe dar el visto bueno al endeudamiento. La previsión del Ejecutivo de Javier Fernández es aprobarlo en diciembre.

Asturias, como el conjunto de comunidades, arrancó 2016 sometida a un límite de déficit del 0,3% de su PIB, un porcentaje muy restrictivo. Posteriormente se alcanzó el compromiso de elevar ese tope a un más flexible 0,7% aunque la variación quedó en el aire en medio del bloqueo político e institucional. Ya con un nuevo Gobierno operativo, el cambio queda a la espera de la ratificación del Consejo de Ministros y de las Cortes, algo que previsiblemente sucederá a no mucho tardar. El Principado se anticipa con este proyecto de ley que, no obstante, no entrará en vigor hasta que no se tomen dichas decisiones en el ámbito estatal.

Para Asturias, la ampliación del déficit representa, en términos absolutos, un margen adicional de gasto de 89 millones de euros. De esa cantidad 25 millones ya estaban recogidos en la prórroga pero no se han podido utilizar porque esa flexibilización no es todavía oficial. Los 64 millones restantes se contemplan en este proyecto de ley que obliga a incurrir en un endeudamiento que necesita de la pertinente autorización de la Junta General.

La consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, explicó que el dinero se destina íntegramente a la sanidad al tratarse del capítulo que más se ha resentido de la ausencia de nuevos presupuestos para 2016 y de la prórroga. Se trataba del departamento que más crecía en capacidad de gasto en el fallido proyecto de cuentas que no superó el trámite parlamentario. Un desfase que se ha ido corrigiendo durante el año y que ahora se cerrará con esta cantidad adicional. La sanidad asturiana tenía asignados en la prórroga 1.461 millones de euros y el ejercicio se rematará finalmente en los 1.626 millones.