El Comercio

Mercedes Fernández supedita el apoyo al presupuesto a la supresión del Impuesto de Sucesiones

Mercedes Fernández.
Mercedes Fernández. / Efe
  • El PP critica que habiendo «sacrificado» su postura sobre políticas socialistas, el Ejecutivo no contemple su demanda

La presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, ha instado este martes al Gobierno asturiano a estudiar la supresión del impuesto de Sucesiones como única condición para obtener el apoyo de los populares y lograr aprobar los Presupuestos Generales del Principado de Asturias para 2017.

Fernández ha criticado que, habiendo "sacrificado" el PP su postura en lo referente a las políticas socialistas a cambio de la supresión de este tributo, el PSOE "no quiere" aprobar con el PP los presupuestos. "Estamos esperando una respuesta del PSOE para que diga sí a nuestra propuesta, que solo tendrá un impacto del 0,8% en el total del presupuesto", unos 35 o 40 millones de euros sobre 4.226 millones.

Así, ha mostrado su "tristeza" ante una postura "políticamente inexplicable" en la que el Ejecutivo "no quiere" que el PP apoye sus presupuestos. "No pudimos ser más francos y diáfanos, solo pedimos anular Sucesiones en los herederos directos", ha reiterado.

Fernández ha insinuado que en la negociación presupuestaria pudieran interferir las responsabilidades de Javier Fernández en el PSOE: "Si presidir una gestora perjudica a Asturias, yo quiero un presidente que presida Asturias y vele por los intereses generales de los asturianos", ha afirmado. Y ha dejado claro que la guía es Mariano Rajoy: "Un Gobierno debe buscar siempre el acuerdo y que el presupuesto entre en vigor el 1 de enero y eso es lo que está haciendo Rajoy".

Mercedes Fernández ha incidido en que "el revés de la moneda" es "duro" para el PP, dado que hay muchas políticas del Gobierno que no comparten, pero están dispuesto a sacrificarse "para que Asturias tenga un presupuesto aprobado".

Fernández ha hecho estas afirmaciones en Coaña, donde ha presentado la campaña informativa de su partido en defensa de la calidad de la sanidad pública en el la comarca occidental y, en particular, de la mejora del funcionamiento del hospital de Jarrio.