El Comercio

El PSOE quiere retomar los contactos con los grupos para evitar una nueva prórroga presupuestaria

  • Podemos reitera su rechazo a las cuentas al apuntar que el Gobierno se ha limitado a hacer «un guiño al PP con el ojo que le queda, porque el otro lo perdió al dar su apoyo a la investidura de Mariano Rajoy»

El Gobierno asturiano quiere restablecer los contactos y mantener abierto un canal de comunicación con los grupos de oposición para evitar que Asturias se vea abocada el próximo año a una nueva prórroga presupuestaria. No obstante, el portavoz de Podemos en la Junta General del Principado, Emilio León, ya ha puesto de relieve que "el Gobierno asturiano ha dicho claramente no" a sus propuestas y que así se ha visto ya en el proyecto de ley de Presupuestos para 2017 que ayer inició su tramitación parlamentaria.

León respondía así a la propuesta lanzada por el portavoz socialista, Fernando Lastra, de mantener abierta una línea de comunicación "con el fin de evitar una enmienda de totalidad que sería algo verdaderamente poco sensato e incomprensible porque no hay forma razonable de explicar un rechazo total al Presupuesto".

Veinticuatro horas después de que la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, trasladase el proyecto presupuestario a la Cámara, todos los grupos de oposición han asegurado que han empezado ya a estudiar con detenimiento las cuentas, pero la mayoría no ha desvelado si van a defender enmiendas de totalidad o si van a atender a la llamada del Gobierno para negociar enmiendas parciales.

El más claro ha sido el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, que ha insistido en que, aunque el proyecto de ley es bastante cerrado porque no recoge muchas de las propuestas lanzadas por la coalición, van a seguir negociando "porque Asturias no puede resignarse a la prórroga" y porque es "el presupuesto del cambio posible".

El portavoz de Ciudadanos, Nicanor García, también ha dicho que su formación quiere influir y explorar las posibilidades de orientar el gasto hacia las prioridades que, a su juicio, requieren de más recursos, como los autónomos o las políticas de I+D+i.

Por contra, León ha señalado que ya se ha visto que el Gobierno no ha tomado en serio las propuestas de Podemos y que con su proyecto de ley el PSOE se ha limitado a hacer "un guiño al PP con el ojo que le queda, porque el otro lo perdió al dar su apoyo a la investidura de Mariano Rajoy". El diputado de Podemos ha criticado también que no se hayan incorporado las propuestas fiscales que habían hecho y que sólo se haya recogido, para agradar a los populares, el incremento del mínimo exento a 200.000 euros del impuesto de sucesiones.

Lastra, sin embargo, ha señalado que la mejor demostración de que el proyecto de ley no busca la abstención del PP, como mantiene Podemos, se ve en que los populares ya han dicho que no lo harán.

En cualquier caso, ha asegurado que mantendrán las líneas de comunicación abiertas a la hora de poder cambiar u orientar algunas partidas de gasto del presupuesto, aunque ha descartado iniciar una ronda de contactos como la que mantuvo Gobierno y PSOE con todos los grupos de oposición en las dos últimas semanas.

El popular José Agustín Cuervas Mons, ha acusado al Gobierno "de hacer lo del mal estudiante", que lo deja todo para última hora, y ha insistido en que el PP no se va a abstener durante la tramitación del presupuesto, aunque tampoco ha aclarado qué posición adoptará. No obstante, ha asegurado que los populares son los únicos que no han caído en "trapicheos" y los únicos claros en la negociación presupuestaria, al hacer llegar una oferta clara con condiciones simples con las que conseguir un acuerdo y que pasaban por la eliminación del impuesto de sucesiones para los herederos directos.

La presidenta de Foro, Cristina Coto, ha incidido en que los presupuestos son todo lo contrario a lo que necesita Asturias ya que sólo plantean más gasto social "porque cada año somos más pobres".