El Comercio

Las discrepancias en IU anticipan un tortuoso proceso de confluencia con Podemos

  • El encargado de afrontar ese proceso será Jaime Gareth Flórez, responsable de convergencia en la recién elegida dirección de IU

IU de Asturias afronta una de las etapas más decisivas de su historia reciente desde una posición que dista mucho de ser la ideal. El nuevo coordinador, Ramón Argüelles, ha logrado sacar adelante su dirección pero con un apoyo apenas superior al 50%, lo que deja entrever las diferencias internas que existen en la organización. Todo ello en un momento en que comenzarán a explorarse los primeros pasos para una hipotética confluencia con Podemos y otras fuerzas políticas y sociales de la izquierda.

El encargado de afrontar ese proceso será Jaime Gareth Flórez, responsable de convergencia en la recién elegida dirección de IU. Ayer defendió la necesidad de impulsar una alianza de la izquierda «anticapitalista, ecologista y feminista» que incluya tanto a Podemos como a otros movimientos políticos y sociales. Un camino que podría tener varios formatos, bien un nuevo partido, una coalición electoral o un mecanismo de acuerdos puntuales, pero que, aseguró, «respetará» la identidad, las siglas y el proyecto de IU.

Ahí estará el meollo de la cuestión, una vez que en el ámbito federal ese mismo proceso de confluencia dé los próximos pasos -son muchos en el seno de IU de Asturias los que temen que la apuesta de Alberto Garzón sea la disolución de la organización en Podemos- y ese mismo debate se traslade al Principado. En Izquierda Unida de Asturias parece hoy mayoritaria la posición de quienes abogan por profundizar en la relación con la formación morada pero sin 'morir' en su seno. Será entonces cuando se mida el equilibrio interno de fuerzas, que en estos momentos se caracteriza por la fragmentación.