Convergència niega la financiación ilegal del 'caso Palau'

video

Palau de la Música. / Archivo

  • Las hijas de Millet se presentan como víctimas de una «masacre» mediática contra la familia

Después de las declaraciones de los quince acusados en el juicio del Palau, este lunes ha llegado el turno de las comparecencias de los responsables civiles a título lucrativo del expolio de la entidad cultural. Entre otros, Convergència Democrática, que se sospecha que se benefició del desfalco, de ahí que tenga 15 sedes embargadas. El asesor del partido, Francesc Sánchez, ha negado que la formación se financiara de manera ilegal como mantiene la Fiscalía. El Ministerio Público mantiene que CDC se financió ilegalmente cobrando comisiones irregulares a Ferrovial camufladas como donativos al Palau de la Música. "Eso no es así", ha asegurado de manera taxativa Sánchez.

Sánchez, que está imputado en el caso 3%, ha justificado que algunas de las empresas que trabajaban para el partido hicieran donaciones a la formación nacionalista, como es el caso de Newsletter, Mail Rent y Letter Graphic, cuyos responsables reconocieron que ayudaron al partido. “Era habitual, no era extraño, que empresas que trabajaban para CDC hicieran donaciones”, ha señalado Sánchez. La Fiscalía sospecha que esas aportaciones eran para canalizar las supuestas comisiones que Ferrovial habría hecho a la formación nacionalista a través del Palau de la Música.

También han declarado esta mañana como responsables civiles a título lucrativo las mujeres y las hijas de los dos principales acusados en el caso, Félix Millet y su exmano derecha Jordi Montull. Todas ellas se han desvinculado del desfalco y han afirmado que desconocían la procedencia del dinero de sus maridos. Las hijas de Millet se han presentado además como víctimas, de lo que han calificado como un juicio social contra la familia, una "masacre" mediática, que les ha perjudicado en lo personal, hasta el punto de quedarse sin trabajo y tener que "emigrar" a EE UU y a Australia y "empezar de cero" y "recibir ayudas del Estado por ingresos bajos".

"Ha sido brutal, es doloroso. Lo más duro es estar alejados de la familia. Nos ha cambiado la vida", ha expresado Laila Millet. Sobre sus famosas bodas, que su padre habría pagado con fondos del Palau, las dos hijas han asegurado que lo desconocían. "Me quedé helada. Nunca se me ocurrió en la vida que lo pagara el Palau, cuando mis padres tienen capacidad económica", ha dicho Clara Millet. También ha negado que su padre engañara a su suegro con los gastos del convite.

Temas