El Comercio

La rebaja de sucesiones se aplicará de forma retroactiva desde el 1 de enero

  • El compromiso de elevar hasta los 300.000 euros el mínimo exento del Impuesto de Sucesiones permitió el apoyo del PP al Gobierno del socialista Javier Fernández para aprobar los presupuestos del Principado de 2017

La ley que permitirá elevar el mínimo exento del impuesto de Sucesiones hasta los 300.000 euros incluirá una cláusula de retroactividad que permitirá su aplicación desde el 1 de enero de este año, con independencia de cuándo se apruebe la normativa en el parlamento asturiano.

Según el portavoz socialista en la Junta General, Fernando Lastra, el PP ya conoce el borrador de ese proyecto de ley y, con independencia de cuando se apruebe, permitirá que esta nueva bajada del impuesto de sucesiones tenga carácter retroactivo a 1 de enero.

Así, Lastra ha afirmado que la tramitación de esta ley "es un ejercicio menos urgente" dado que, al ser una norma de carácter fiscal, su retroactividad se puede aprobar para que tenga efecto desde comienzos del año.

La portavoz del PP, Mercedes Fernández, ha señalado también que espera cerrar hoy mismo con la consejera de Hacienda, Dolores Carcedos, los últimos flecos de este acuerdo, que se encuentra en su recta final.

Asimismo, ha advertido de que si el atasco legislativo que se está viviendo en la Junta General impide aprobar esta ley antes de junio, deberá incluirse el carácter retroactivo del acuerdo.

El compromiso de elevar hasta los 300.000 euros el mínimo exento del impuesto de sucesiones permitió el apoyo del PP al Gobierno del socialista Javier Fernández para aprobar los presupuestos del Principado de 2017.

Las cuentas regionales ya elevaron ese mínimo desde los 150.000 hasta los 200.000 euros, cifra que se elevará en cien mil euros más una vez se concrete el acuerdo con los populares.

"Los asturianos están hartos de que se les engañe con parches vestidos de supuestos consensos", ha señalado hoy la portavoz y presidenta de Foro, Cristina Coto, en referencia a ese acuerdo.

Coto ha hecho estas declaraciones tras anunciar que el pleno de la Junta General del Principado debatirá el próximo viernes por octava vez una iniciativa de Foro para pedir la supresión del impuesto de sucesiones, propuesta que contará con el apoyo del PP.

Según Coto, este "dañino impuesto" es malo tanto para las personas físicas como para las empresas y es preciso eliminarlo, como ha hecho recientemente Murcia.

"Ojalá tuviese el respaldo de la Cámara", ha afirmado la presidenta del PP que, sin embargo, ve difícil que pueda conseguirse a pesar del apoyo que los populares darán a la iniciativa de Foro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate