Ramón Argüelles.
Ramón Argüelles. / D. ARIENZA

Primera crisis en la nueva dirección de IU con el cese de la secretaria de Comunicación

  • Vive Izquierda Unida en aguas turbulentas que la citada asamblea de la que salió la nueva dirección no fue capaz de tranquilizar ante la ausencia de mayorías clara

La dirección de IU de Asturias que surgió de la última asamblea, con Ramón Argüelles como coordinador, sufrió ayer su primera baja. Argüelles ha decidido destituir a quien hasta ahora ejercía como secretaria de Comunicación, Raquel López, por «pérdida de confianza», según ha podido confirmar este periódico. El cese se comunicó ayer y será efectivo a partir del lunes, cuando se reúne la dirección.

Vive Izquierda Unida en aguas turbulentas que la citada asamblea de la que salió la nueva dirección no fue capaz de tranquilizar ante la ausencia de mayorías clara. Hubo un intento posterior de las distintas familias por articular una posición común a través de un documento que reforzaba la identidad y el proyecto propio de IU ante una eventual confluencia con Podemos, que finalmente no llegó a cuajar. La alternativa, un texto pactado por Argüelles con el coordinador federal, Alberto Garzón, no ha propiciado la unanimidad y la batalla interna se mantiene.

En ese clima llega la decisión de Argüelles de destituir a López aunque es cierto que, si bien se oficializa ahora, ya estaba prácticamente tomada desde hace semanas, como informó este periódico. Un cese que fuentes oficiales enmarcan en una «pérdida de confianza», aunque son varios los sectores de la coalición que hacen una lectura política de los acontecimientos.

Se hace hincapié, por ejemplo, en que la hasta ahora secretaria de Comunicación fue una de las personas que respaldaron a Argüelles en su campaña para las primarias en las que resultó elegido coordinador. Igualmente, se incide en su perfil 'garzonista' y en su apuesta por una decidida confluencia con Podemos, demasiado acusada según aquellos sectores de IU más temerosos a acabar diluidos en una alianza con la formación morada. Hay quien apunta, en este sentido, a la posibilidad de que desde la dirección federal se reaccione con enfado a esta decisión, toda vez que Raquel López representa con mucha claridad sus posiciones en Asturias.

Mientras tanto, continúa la recogida de firmas de quienes reclaman la celebración de una consulta urgente en la que decidir la forma en que IU ha de presentarse a las elecciones autonómicas y locales de 2019. Recogida que va «a buen ritmo», según sus promotores.